eldiario.es

Menú

La UE propone nuevas medidas para reforzar sus estrategias con Canarias

PRETENDE DEBATIR TAMBIÉN SOBRE EL MEDIOAMBIENTE, LA MIGRACIÓN Y LA POLÍTICA MARÍTIMA

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea propone poner en marcha en un corto plazo un paquete de nuevas medidas para reforzar la "estrategia europea" con Canarias y con el resto de regiones ultraperiféricas (RUP), así como lanzar un debate sobre los retos que suponen el cambio climático, la migración y la política marítima de cara a estas regiones con el objetivo de definir esta estrategia a más largo plazo.

La Comisión Europea adoptará este miércoles su comunicación sobre el balance y el futuro de la estrategia europea con las regiones ultraperiféricas. Bruselas hace una evaluación positiva de las acciones adoptadas hasta el momento, propone nuevas medidas a corto plazo y lanza un debate sobre la futura estrategia abordando los retos del cambio climático y la migración.

Éstas son las dos etapas planteadas en el proyecto de comunicación sobre el balance y el futuro de la estrategia con las regiones ultraperiféricas que el Ejecutivo comunitario prevé aprobar este miércoles.

En 2004, la Comisión Europea aprobó un plan de medidas para tener en cuenta las particularidades de las RUP basado en tres ejes: la reducción del déficit de accesibilidad y de los efectos de otras desventajas, la mejora de su competitividad y el refuerzo de su integración regional.

Ahora, transcurridos tres años desde su puesta en marcha, Bruselas realiza un balance "muy positivo" de dicha estrategia ya que se han adoptado "muchas medidas" en el marco de las diferentes "políticas comunitarias" y la "situación económica y social" de estas siete regiones más alejadas del continente europeo, "se ha mejorado".

Entre las acciones adoptadas, el Ejecutivo comunitario cita a modo de ejemplo la ayuda específica para las regiones ultraperiféricas de 35 euros anuales por habitante en el marco de los nuevos fondos estructurales (2007-2013); el mantenimiento de los umbrales máximos de cofinanciación en estos fondos; la reforma de los programas agrícolas (Posei) y el apoyo a los cultivos del plátano y el azúcar; la concesión de las ayudas públicas a las RUP con independencia de su riqueza; su elegibilidad en el objetivo transfronterizo para cooperar con los terceros países vecinos; el trato específico en el instrumento Capacidades del Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo (VIIPM); y las subvenciones para el lanzamiento de nuevas compañías aéreas.

Batería de medidas a corto plazo

No obstante, a pesar de los buenos resultados de la primera evaluación de este plan ultraperiférico, la Comisión Europea admite que es necesario seguir trabajando para paliar las desventajas estructurales de estas regiones por lo que plantea un paquete de acciones, ya existentes y previstas en su mayoría, para reforzar su estrategia a corto plazo.

El Ejecutivo comunitario se muestra partidario de implicar más a los actores públicos y privados locales para reforzar el denominado plan de gran vecindad, cuyo objetivo es integrar a las regiones ultraperiféricas en su entorno geográfico, según ya se apunta en el citado tercer eje.

Con este fin, el borrador apuesta por contemplar las especificidades de las RUP en los acuerdos de partenariado económico (APE) con los países de África, Caribe y Pacífico (ACP). La Comisión Europea avanza que examinará la posibilidad de mejorar las ayudas para las inversiones de las Pymes de las RUP fuera del territorio comunitario; además autorizará la concesión de ayudas públicas para el lanzamiento de líneas de transporte marítimo entre las regiones ultraperiféricas y sus países vecinos, tal y como ya ha propuesto en el caso del transporte aéreo y como solicitaba Canarias; y, reforzará la participación conjunta de las regiones ultraperiféricas y de sus países vecinos en los programas-marco europeos y las redes de investigación.

El Ejecutivo comunitario también aborda en su borrador de estrategia la necesidad de tener en cuenta las particularidades de las RUP en las políticas migratorias donde se compromete a compatibilizar los programas de cooperación territorial con el Décimo Fondo Europeo de Desarrollo (10FED). Así como a asegurar un trato específico para estas regiones en el programa migración y asilo. A apoyar también, a través del Fondo de Integración, las medidas de canalización de los flujos regulares, de integración de los inmigrantes y de movilidad de la mano de obra; a facilitar la concesión de visados en las regiones ultraperiféricas, sobre todo para los emprendedores y las personas en ciclo de formación. Y a respaldar las acciones de cooperación de repatriaciones conjuntas efectuadas por países europeos con el Fondo Europeo de Retorno.

La nueva estrategia europea, que debe ser adoptada este miércoles, se refiere igualmente al Fondo para las fronteras exteriores que debe permitir el "desarrollo de Frontex, la utilización de tecnologías de vigilancia modernas, la formación de guardias de fronteras y la construcción de infraestructuras fronterizas para responder a las emergencias en el control y la vigilancia", señala el texto. No obstante, estos fondos y medidas no son nuevos ni específicos para las regiones ultraperiféricas sino que ya formaban parte de las previsiones de la Unión Europea.

El documento insta a la realización de un "estudio sobre el impacto de los fenómenos migratorios en la cohesión económica, social y territorial de las RUP" con el objetivo de adaptar las medidas generales a las regiones que sufren este fenómeno.

De otra parte, con el objetivo de avanzar en la reducción del déficit de accesibilidad, el primero de los ejes de esta estrategia comunitaria, Bruselas recomienda a las RUP que aprovechen plenamente los medios para compensar los costes adicionales en el transporte y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Además, el borrador de la estrategia invita a integrar a estas regiones en las redes transeuropeas; y a prolongar la duración de las obligaciones de servicio público en el transporte marítimo y aéreo.

El documento, que aún debe ser formalmente aprobado, cita varios instrumentos que permitirán mejorar la competitividad, tal como apunta el segundo eje de la estrategia europea. Uno de ellos es la política de cohesión en el marco de la cual conviene "definir una estrategia de innovación" que incluya los polos de excelencia, la investigación y la tecnología; aumentar la utilización de las energías renovables; considerar la biodiversidad en los proyectos de desarrollo; modernizar el tejido productivo local; y, favorecer la financiación de las Pymes, entre otras medidas.

Otro de los instrumentos europeos para mejorar la competitividad económica es el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo, donde las RUP deben dar una información concreta del apoyo y de las ventajas que disponen en mecanismos como Capacidades para que puedan ser plenamente explotados.

Así mismo, Bruselas adelanta que en el análisis de los servicios de interés general las autoridades de competencia deberán definir el mercado a nivel regional o aplicar reglas más flexibles que se adapten a las particularidades de las RUP.

En cuanto a la compensación de las consecuencias de las desventajas de las regiones ultraperiféricas, el borrador anuncia que antes de finales de este año el Ejecutivo comunitario concluirá el marco metodológico para calcular las deficiencias específicas de las RUP y sus efectos.

Mar, clima y migración: retos para Canarias

Más allá de acciones a corto plazo, la Comisión Europea quiere lanzar el debate de la futura estrategia europea con sus regiones más alejadas en torno a los tres temas que representan "hoy y en los próximos años" los "mayores retos" para las RUP son la política marítima, la migración y el cambio climático.

El cambio climático que vive el planeta y sobre todo el aumento del nivel de mar, asegura el documento de la Comisión Europea, tendrá efectos en la "agricultura, el turismo, los recursos de agua, los ecosistemas y la biodiversidad" de las regiones ultraperiféricas. "Los fenómenos metereológicos extremos" como huracanes, ciclones, sequias, inundaciones, añade el texto que pueden "multiplicarse y afectar a los tres ejes de la estrategia de 2004". Es decir, accesibilidad, competitividad e integración en el entorno.

Motivo por el cual, la Comisión Europea considera que la lucha contra al cambio climático y sus efectos supone un "reto importante" para estas regiones, más teniendo en cuenta su "fragilidad" y su "situación geográfica".

Ante esta preocupante previsión, el Ejecutivo comunitario recomienda analizar el impacto de las medidas europeas contra el cambio climático en la "accesibilidad, la economía y los ciudadanos" de las regiones ultraperiféricas, sobre todo, en el "transporte".

Bruselas también opina que este reto metereológico puede suponer una "oportunidad para las RUP" si aprovechan sus recursos naturales (geotermia, biomasa, biodiversidad, etc) para "mejorar la balanza energética y reforzar su competitividad" mediante el "desarrollo de energías renovables y de la investigación".

Al respecto, el Ejecutivo comunitario cita el proyecto de El Hierro renovable dirigido a alcanzar la autosuficiencia energética de la isla mediante las energías limpias.

El documento de la Comisión Europea, que aún debe ser formalmente adoptado, apuesta por la cooperación entre las regiones ultraperiféricas y sus países vecinos para desarrollar nuevos medios en la prevención de riesgos naturales. Una acción prioritaria en los programas europeos de desarrollo.

Otro de los aspectos a debatir con las partes implicadas de cara al establecimiento de la estrategia a largo plazo con las RUP son los flujos migratorios en estas regiones. Según el borrador de la comunicación, en esta "reflexión en profundidad", será necesario tener en cuenta la "fuerte presión demográfica y la acentuación de la emigración hacia el continente", así como que la libertad de circulación de los inmigrantes legales de países vecinos "facilita la integración económica de las RUP en su espacio geográfico" y "reduce la dependencia" de sus países, por lo que se deben "refozar" las "medidas para integrar a los inmigrantes legales".

No obstante, el texto aborda la otra cara de la moneda del fenómeno migratorio y reconoce que "por su posición geográfica en el seno de un contexto regional con un desarrollo en retraso", las "regiones ultraperiféricas están particularmente expuestas a la inmigración ilegal".

Al respecto, una vez más la Comisión Europea recalca que la respuesta a esta cuestión pasa por un "enfoque a largo plazo basado en la complementariedad entre las medidas de control de los flujos y el desarrollo económico y social de los países de origen".

En cuanto al rol de la regiones ultraperiféricas en la política marítima de la Unión Europea, el documento, que aún debe ser aprobado, propone "promover los instrumentos de gobernanza en las diferentes cuencas marítimas". Es decir, Macaronesia, en el caso de Canarias y las islas portuguesas, Caribe y Océano Índico. Así como la creación de una Conferencia en cada cuenca para "desarrollar un enfoque coordinado de los problemas".

Además, el Ejecutivo comunitario apuesta por apoyar la especialización de las RUP en segmentos específicos de la investigación y el desarrollo tecnológico, como las teconologías azules mejorando, en particular, la "información y la comunicación en este ámbito.

Por último, Bruselas pone sobre la mesa del debate sobre la estrategia europea a largo plazo con sus regiones ultraperiféricas otras dos propuestas. La primera, "valorar las actividades económicas" relacionadas con el mar (pesca, acuicultura, transporte, turismo sostenible y energías renovables). Y la segunda, respaldar la "lucha contra la pesca ilegal, la vigilancia de los océanos, la gestión de riesgos, el refuerzo de la seguridad marítima y la conservación del medio ambiente marino".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha