eldiario.es

Menú

UGT ya prevé 2.000 puestos sanitarios en peligro

NUEVA ESTIMACIÓN DEL SINDICATO

Aseguran que el aumento en el presupuesto autonómico "es para pagar a proveedores a los que se les deben millones de euros".

- PUBLICIDAD -

El secretario general de la Federación de los Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (UGT), Francisco Bautista, ha asegurado que el número de trabajadores que se verá afectado por el recorte en un 3,6 por ciento del Capítulo I ?gastos de personal-, que refleja el proyecto de presupuestos para 2012 de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se eleva a 2.000 empleados. Las estimaciones anteriores del sindicato situaban esta cifra en 1.300 trabajadores.

UGT manifestó, tras una rueda de prensa en la capital grancanaria, que la rebaja en personal sanitario para el año que viene -50 millones de euros, aproximadamente- tendrá como consecuencia la no renovación de los contratos eventuales que expiran a final de año.

La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, aseguró ayer que el recorte no se traduciría ni en despidos, ni en rebajas salariales, pero UGT insiste en que esta afirmación sólo afecta a la plantilla orgánica, es decir funcionarios e interinos. Por este motivo, Bautista matiza y explica que, si bien no se va a despedir porque "la plantilla orgánica es intocable", sí se va a dejar de contratar y no se van a renovar contratos eventuales que ahora están en vigor; "se van a ver en la calle igual que un despedido".

A este respecto, señala que estos contratos -médicos, enfermeros, auxiliares y celadores- son necesarios por la demanda de atención existente en el Servicio Canario de Salud (SCS).

"Están mintiendo", apunta UGT sobre el aumento anunciado por la Consejería de Sanidad porque, aunque el incremento respecto al presupuesto de 2011 es de un 2,7 por ciento, "esta subida se centra en el Capítulo II -gastos corrientes en bienes y servicios-, que es para pagar a proveedores a los que se les deben millones de euros que no les han pagado en el actual ejercicio". En este sentido, reiteró que el Capítulo destinado a gastos de personal, "el indispensable para prestar el servicio", sí baja.

El sindicato señala que se dejará de prestar la cartera de servicios de algunas especialidades en las islas no capitalinas "porque es imposible recortar en personal y mantener la calidad del servicio". Asimismo, afirma que aumentando "media horita" no será suficiente para prestar la calidad asistencial "que se merece el usuario", respecto a la ampliación del horario semanal de 35 a 37,5 horas.

UGT anunció que la reunión del viernes con la Dirección General del SCS será a las 14:00 horas en Santa Cruz de Tenerife. La "única posibilidad" de que los sindicatos anulen la huelga de 24 horas prevista para el 17 de noviembre es que el Gobierno canario "retire la clausula adicional" a los acuerdos sindicales alcanzados en 2007, donde se refleja la "pérdida de los derechos de los trabajadores sanitarios -ampliación del horario semanal-".

Las otras dos premisas que establecen los sindicatos para anular la huelga es "la garantía de que no se va a destruir ni un solo empleo y el mantenimiento de la calidad de los servicios sanitarios", concluyó Bautista. De lo contrario, mantendrán el paro convocado.

Tratamiento de metadona interrumpido

Según explica La Federación de Servicios Públicos de UGT en Canarias, la propuesta de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2012 contempla una reducción de 1,027 millones de euros en la partida económica destinada a la atención a las drogodependencias dentro de la Dirección General de Atención a las Drogodependencias de la Consejería de Sanidad.

Esta reducción supone -afirma UGT- que más de 2.000 personas en Tenerife y 2.500 en Gran Canaria, que actualmente están recibiendo tratamiento en los Programas de Metadona, verán interrumpidos su tratamiento a partir del 1 de enero de 2012.

Por este motivo, el sindicato y los profesionales sanitarios que trabajan en esta Red Asistencial rechazan esta "grave situación que afecta a miles de personas, y también a sus familias que sufren a diario esta problemática".

Desde FSP UGT "no se entiende cómo la Consejería de Sanidad permite cerrar los centros actuales de dispensación de metadona que suponen para los pacientes adictos a la heroína una alternativa en su tratamiento y que resulta muy útil y eficaz en la mayoría de los casos".

Por otro lado, denuncian que el recorte presupuestario en Drogodependencias afecta además a otros programas y servicios que desde la Red se ofrecen a la población, "mermando la calidad asistencial y desapareciendo centros y puestos de trabajo en toda Canarias".

En este sentido, UGT advierte de que la Normativa vigente que rige estos programas "no permite muchos de los cambios que se pretenden desde la Dirección General de Atención a las Drogodependencias".

Por último desde el sindicato considera que la Consejería de Sanidad no ha sopesado los efectos personales, familiares y sociales que conlleva "tener a estas personas en la calle sin tratamiento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha