eldiario.es

Menú

Visocan anula dos concursos después de abrir los sobres con las ofertas

La empresa pública acepta la queja de la licitadora que había presentado la proposición económica más cara y da carpetazo al procedimiento por una confusión en el envío de un correo electrónico

Una de las licitadoras ha recurrido la decisión al entender que la empresa de Vivienda ha dispensado un trato de favor a la concursante que elevó la queja

La mercantil presentó en el procedimiento un modelo de presupuesto diferente al que figura en los pliegos tras recibir de Visocan otro listado

- PUBLICIDAD -
Viviendas de Visocan.

Viviendas de Visocan.

La empresa pública Visocan, dependiente de la Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias, desistió el pasado 15 de diciembre de adjudicar dos contratos para el mantenimiento de sus edificios después de abrir los sobres con las ofertas económicas presentadas por los licitadores. La mercantil recogió la queja elevada por una de las empresas acerca de una confusión en el envío de un correo electrónico, la analizó y concluyó que la infracción no era subsanable, por lo que decidió dar carpetazo al procedimiento.   

La decisión ha causado estupor en varias licitadoras y al menos una de ellas ha decidido recurrir por la vía administrativa al entender que Visocan ha dispensado un trato de favor a la empresa Sempro Instalaciones, la autora de la queja, que había presentado en el lote de mayor cuantía la oferta económica más elevada y que, según fuentes del sector, acumula buena parte de los trabajos en las promociones de viviendas de la empresa pública.  

Los anuncios de licitación para la adjudicación de los contratos de los servicios de fontanería  y equipamientos contraincendios se publicaron, respectivamente, el 10 y 11 de noviembre de 2014. Al primero de ellos, que tenía un presupuesto base de 110.000 euros (70.000 para Gran Canaria y 40.000 para Tenerife), se presentaron nueve proposiciones. Al segundo, de 130.000 euros (90.000 en Gran Canaria y 40.000 en Tenerife), concurrieron 13 empresas.

Tras la publicación de los pliegos y durante el periodo de información y subsanación de errores, algunas licitadoras plantearon una serie de dudas y Visocan les hizo llegar a través de un correo electrónico un modelo de presupuesto con las unidades a ofertar que era distinto al listado que figuraba en el Anexo V de los pliegos de cláusulas administrativas, el que se debía presentar. Sin embargo, la empresa pública no precisó en el correo que la ampliación enviada sustituyera al anexo ni incorporó modificaciones a los pliegos.

Según consta en las resoluciones de los concursos, concluida la apertura de las proposiciones, el representante de Sempro Instalaciones puso de manifiesto que los modelos presentados por los diferentes licitadores diferían: unos habían incorporado el listado enviado por email y otros, el Anexo V de los pliegos.

Tras comprobar este extremo, Visocan sentenció que, "por distintos motivos", no fue posible hacerle llegar a todas las empresas la nueva información y que esta circunstancia impedía "puntuar las ofertas económicas respecto de dicho criterio de adjudicación, ante las diferencias existentes entre ambas relaciones de unidades de reparación valoradas". Por ello, alegando razones de interés público, desistió del procedimiento.

La Ley de Contratos del Sector Público permite esta opción siempre que se produzca antes de la adjudicación del contrato y que esté fundada en una infracción no subsanable. El debate que plantean varias licitadoras es si esta circunstancia no se pudo solventar dadas las coincidencias entre ambos modelos y, sobre todo, si se ha producido por parte de las empresas que presentaron el modelo enviado por correo electrónico un incumplimiento de los requisitos fijados en los pliegos.

Y es que el punto 12.3 de ambos documentos especificaba que el contenido de las ofertas económicas debía ser redactado según el Anexo V del pliego, que no se admitirían proposiciones en las que no se presupuestara la totalidad de las unidades recogidas en dicho anexo y que, si algún licitador no aportaba la documentación relativa al mismo, su oferta no sería valorada respecto del criterio que se trataba.

En este sentido, el representante de una de las licitadoras, que prefiere permanecer en el anonimato, critica que se desista del concurso a pesar de que hay empresas que, aun recibiendo el correo con el otro listado, presentaron las ofertas "de forma correcta", de acuerdo a lo estipulado en unos pliegos que, recuerda, "nadie impugnó". Además considera que el hecho de que las licitadoras ya conozcan las ofertas económicas presentadas vicia cualquier procedimiento que se pueda abrir con posterioridad.

Este periódico formuló la pasada semana a la Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias una batería de preguntas acerca de este desistimiento, de los contratos adjudicados en las promociones de viviendas en Visocan y de los plazos para convocar de nuevo los concursos y aún no ha obtenido respuesta. En relación a este último término, en el perfil del contratante de la empresa pública  no consta ningún anuncio de licitación para los contratos de los servicios de fontanería y equipamientos contraincendios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha