eldiario.es

Menú

El acuerdo de inmigración no complace al Gobierno canario

INÉS ROJAS OPINA QUE SIMPLEMENTE ES ''UN AVANCE''

- PUBLICIDAD -

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, afirmó este lunes que el acuerdo con el Estado para la redistribución de los menores inmigrantes entre las comunidades autónomas no es "ni por asomo" el que desearía, pero estimó que es de vital importancia para avanzar en la integración de los chicos.

Inés Rojas dijo que en Canarias hay actualmente 1.500 menores y las pretensiones del Ejecutivo autónomo eran fijar en 500 el número máximo de menores acogidos en las Islas para garantizar su atención e integración. Describió la situación en Canarias como de "emergencia", y recalcó que actualmente no es posible trabajar en la calidad de la atención.

La consejera se manifestó así en comisión parlamentaria en la que opinó que este acuerdo tampoco es el óptimo para los chicos, aunque se congratuló de que los dos gobiernos vayan a trabajar juntos para lograr la solidaridad del resto de comunidades.

Explicó que el convenio, que se firmará en los próximos días, incluye una partida de 15 millones de euros que permitirá trasladar a 500 menores a distintas comunidades, con lo que en Canarias se quedarán un millar de menores.

"Aspirábamos a algo más estable", señaló Rojas, quien recordó que el acuerdo no establece plenas garantías para abordar la situación de los menores porque está supeditado a que se negocie con las comunidades y que están entiendan la necesidad de las derivaciones.

Integración

La consejera insistió en los 1.500 menores que están acogidos en las Isla, dijo que con los datos sobre el número de menores se pretende llamar la atención "la urgencia de la situación" en Canarias, que ha hecho que el plan de integración canario "salte por los aires". "Lo importante no es el número, sino los menores que no saben de competencias", recalcó Rojas.

Rojas destacó la sensibilidad del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que ha facilitado un mejor entendimiento en esta materia entre los dos ejecutivos, lo que permitirá trabajar conjuntamente para mejorar la integración de los menores.

También permitirá, dijo, seguir avanzando en las conversaciones con el Gobierno central para que entienda que la legislación hay que adaptarla al fenómeno de la inmigración.

Rojas aclaró que las comunidades tienen que hacerse cargo de los menores que estén en desamparo en su territorio, pero aclaró que los menores inmigrantes no están en Canarias sino que se encuentran a muchas millas y es el Gobierno central el que los trae a Canarias. "Ahí está el vacío legal y que haya que adaptar las leyes", recalcó.

La consejera señaló que el Gobierno de España ha entiendo hasta ahora que la atención a los menores inmigrantes no acompañados era una competencia del Gobierno de canarias y no ha dado ni un solo euro.

Además, precisó que la partida de los 15 millones que se incluye en el convenio no es un dinero que se da a Canarias, sino a las comunidades que acojan a los menores, y precisó que esa ficha financiera representa el coste de mantenimiento de 500 menores durante un año.

Mayoría de edad

Afirmó que el Gobierno de Canarias seguirá buscando espacios en las Islas para acoger a los menores "porque pese a quedarnos con mil niños la situación sigue siendo desbordante".

Además, defendió la importancia de que los niños no cumplan la mayoría de edad en los centros sino que puedan ser acogidos en familias, así como trabajar en los países de origen para crear centros de acogida, gestionados incluso por Canarias, para que cumplan los 18 años en sus países de origen.

Inés Rojas destacó que Canarias ha levantado la voz en la comunidad internacional y lo seguirá haciendo porque en África se están violando los derechos de los menores.

El diputado del Partido Popular (PP) Carlos Ester Sánchez calificó de alarmante el número de menores en las islas, y recordó que en un acuerdo anterior con el Gobierno socialista se fijó en 300 el número de menores que tendría que acoger Canarias y que no se ha cumplido.

Sánchez acusó al PSC de haber tirado piedras para que no se alcanzara este acuerdo, y criticó que ahora que el Gobierno de Canarias lo ha conseguido los socialistas se quieren poner la medalla.

Francisco Acosta, diputado de Coalición Canaria (CC), destacó el esfuerzo del Ejecutivo canario ante la llegada de menores y recordó que este problema no sólo es de Canarias sino de España y de Europa.

El convenio con el Estado supone un paso muy importante, indicó, aunque se mostró receloso sobre el mismo tras el incumplimiento del último acuerdo alcanzado por el ex ministro Jesús Caldera para que el Archipiélago sólo acogiera a 300.

La parlamentaria del PSC-PSOE Rosa Guadalupe Jerez recordó que según la legislación vigente la tutela de los menores no acompañados corresponde al Gobierno de Canarias, pero felicitó a Rojas por el acuerdo porque es necesario trabajar codo con codo.

Afirmó que el convenio puede solucionar muchos problemas de los menores inmigrantes no acompañados y recalcó que es bueno para Canarias. "El documento que se elabora dará garantías porque el Gobierno de Zapatero siempre da garantías. Nunca se ha olvidado de Canarias", apuntó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha