eldiario.es

Menú

La madre de uno de los acusados de asesinar a un joven en Gran Canaria dice que su hijo le jura su "inocencia"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

"Él huye de las peleas por su problema de piel", alega la mujer "Han hecho un mundo de una pelea que terminó trágicamente", sostiene

- PUBLICIDAD -

"Él huye de las peleas por su problema de piel", alega la mujer

"Han hecho un mundo de una pelea que terminó trágicamente", sostiene

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 (EUROPA PRESS)

Conchi Travieso, la madre de Acaymo A.S.T., uno de los tres jóvenes acusados de asesinar a Iván Robaina, de 19 años, en una zona de ocio en Las Palmas de Gran Canaria, afirma que su hijo le jura que es inocente.

"Me jura y perjura que es inocente, que él no participó en la pelea porque se fue a la acera de enfrente", declaró la mujer a 'Nuestra gente', programa de TelevisiónCanaria, después del veredicto de culpabilidad del Tribunal del Jurado este domingo durante el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas contra Oliverio H.G., de 29 años de edad, Benjamín G.A., de 24 años, y Acaymo A.S.T., de 20 años.

La mujer también aclaró que ella ha pedido disculpas en "reiteradas ocasiones", a pesar de que la familia de Iván Robaina indica que este perdón no se ha producido, según informa Radiotelevisión Canaria en un comunicado.

"No es cierto porque yo fui una de las primeras que di la cara. No es justo que digan que nadie siente la muerte de este chico porque yo la siento como si fuera mío", aseguró Conchi, que confiesa que su familia está "destrozada". En este sentido, manifestó que Acaymo tiene dos hermanas, de 23 y 14 años, y están muy afectadas "por todas las cosas que se dicen en la calle" sobre su hermano.

Otro de los aspectos que reveló Conchi es que Acaymo no iba a salir la noche del crimen, y que llevaba más de ocho meses sin salir de noche, tras estar un tiempo internado en Valle Tabares.

"NO ES UN NIÑO DE PELEAS"

Los planes de Acaymo eran ir a casa de su abuela materna para pasar el fin de semana con ella y su sobrina, pero "todo cambió con una llamada de Oliverio". "No es un niño de discoteca, de peleas ni nada. Fue la primera noche que salió y mira lo que pasó. Él huye de las peleas porque por su problema de piel no se puede hacer sangre", señaló la madre.

La enfermedad de isquiosis (piel de pescado) que padece Acaymo motiva que, según su madre, "haya tenido una vida muy dura, ha tenido que luchar día a día para salir adelante, para que nadie lo discriminara". "Estuvo en tratamiento psicológico por el problema de su piel, porque la gente es muy cruel en la calle y le decía barbaridades", argumentó.

Conchi indicó que sí conocía a Oliverio, vecino de la familia, y reconoció que "muy buena compañía no era". Estaba "cansada de decírselo a Acaymo, que, además, Oliverio es mayor que él".

"ESTÁN CONDENADOS DESDE EL PRIMER DÍA"

"Él me decía: "Sí, mamá", dentro de casa; pero una vez en la calle no sé lo que hace", apostilló. Sobre el juicio, Conchi indicó: "Los tres chicos están condenados desde el primer día. Toda la sociedad los consideraba culpables. Eso lo sabíamos las tres familias perfectamente".

"Fue un boom mediático, que han hecho un mundo de una pelea que terminó trágicamente. Es como una película. Se han ensañado con nosotros. Han sacado un montón de cosas que no tenían que sacar. ¿Si hubiese sido mi hijo el muerto, todo esto hubiera pasado?", cuestionó.

La mujer incidió en que, "si pudiera," daría su vida "porque ese niño viviera". "Acaymo está arrepentido, lleva veinte meses sin dormir por las noches, sólo lo hace gracias a pastillas. Si mi hijo fuera el muerto, no sé si aceptaría las disculpas de la madre del chico responsable de la muerte", subrayó.

"Seguiré pidiendo perdón mientras viva. Sé que no hay consuelo para sus padres porque es muy difícil perder a un hijo", concluyó la madre de Acaymo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha