eldiario.es

Menú

El alcalde de Firgas estudia querellarse contra los denunciantes por mala fe

JOSÉ HENRÍQUEZ SUBRAYA LA ''INTENCIONALIDAD POLÍTICA'' DE LA ACUSACIÓN

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Firgas, José Henríquez, estudia la posibilidad de querellarse contra sus denunciantes por "mala fe" e "intencionalidad política" tras resultar imputado en un delito de prevaricación urbanística y otro de daños contra el patrimonio histórico. Así lo afirmó este jueves una nota del Centro Canario (CCN), formación política a la que pertenece el primer edil tras la moción de censura que presentó contra su antecesor y también imputado en la causa, junto a otras siete personas, Sebastián Arencibia.

El caso se refiere a la construcción de varios dúplex en un solar donde previamente se derribó una casa conocida como la Casa Vieja, que reunía cierto valor etnográfico y que estaba incluida en la carta etnográfica del municipio, informaron fuentes judiciales. La formación nacionalista asegura en su nota que los denunciantes han actuado "a sabiendas de que la casa derribada no estaba catalogada como patrimonio histórico".

El secretario general del Centro Canario-CCN, Francisco González, manifiesta que la denuncia se debe al derribo de una casa "que estaba en ruina". Los propietarios de la finca y la casa vendieron la propiedad a una empresa constructora que solicitó el permiso correspondiente al ayuntamiento para construir unos dúplex, explica el CCN.

"Tras el informe de los técnicos del ayuntamiento, se consideró que la solicitud era conforme a Derecho y se dieron los correspondientes permisos para urbanizar la finca", prosigue. La denuncia fue interpuesta por el partido político Compromiso por Firgas (Comfir), que se personó ante el Juzgado de Primera Instancia de Arucas en calidad de perjudicado.

El Ayuntamiento elevó informes al Cabildo de Gran Canaria y a Gesplan (Gobierno canario) con el objeto de determinar si los inmuebles estaban en el catálogo de patrimonio histórico de Firgas, pero estos organismos emitieron informes en los que aseguraron que no constaba que la casa derribada estuviera catalogada como patrimonio histórico. Asimismo, el Ayuntamiento de Firgas encargó un informe a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y ésta dictaminó que no existe catálogo de patrimonio histórico en el municipio, por lo que los abogados del alcalde de Firgas se personarán en el juzgado para conocer el procedimiento incoado y depurar responsabilidades, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha