eldiario.es

Menú

El descenso en el padrón no afecta a las ayudas

SCTF| NI AL CERTIFICADO DE RESIDENCIA

Expertos en Estadística ha desmentido al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez.

- PUBLICIDAD -

Expertos en estadística han desmentido al alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, cuando afirmó que el descenso registrado el pasado año en el padrón municipal en unos 15.300 habitantes afecta a derechos como la petición de ayudas sociales o la expedición del certificado de residencia para viajar.

Estos expertos consultados indican que los mencionados trámites se hacen según los registros municipales y el Instituto Nacional de Estadística (INE) no tiene nada que ver con los mismos.

De esta manera, el nuevo padrón publicado a finales del pasado año, según la subdirectora general de Censos y Padrón, Ana Jurado del INE, sólo tendrá consecuencias en el reparto de los fondos estatales que se llevan a cabo según criterios poblacionales o a meros efectos estadísticos. Estas cifras también se utilizan para determinar el número de concejales o fijar los servicios que los ayuntamientos deben proporcionar, entre otros aspectos.

Aunque desde la Subdelegación del Gobierno en Canarias no se quieren hacer declaraciones, los expertos apuntan que lo ocurrido se debe a que cada diez años se procede a realizar una depuración de los padrones, un trámite que coincide con todos los ejercicios acabados en 1. Así se hizo en 2011 y entonces se constató que la capital tinerfeña había perdido 15.300 habitantes. Sin embargo, este descenso no implica que ninguna persona pierda algún tipo de derecho ya que la base de datos que se tiene en cuenta es la municipal donde figuran todos los datos de los vecinos y no la del INE que es anónima. La modificación se refiere a una década entera y no a un sólo ejercicio.

No obstante, tal y como ocurre todos los años a partir de ahora el Ayuntamiento tiene un plazo para presentar alegaciones y será entonces cuando se puedan revisar las cifras ya que los recortes presupuestarios han dado lugar a que la revisión en 2011 fuera menos exhaustiva que en ocasiones anteriores. Pero mientras ningún ciudadano verá afectados sus derechos siempre y cuando la Corporación local los tenga inscritos correctamente en sus registros.

Este tipo de polémicas por las diferencias entre las cifras del INE y de los ayuntamientos son habituales cada año pero se agudizan aún más cuando se lleva a cabo una depuración de los padrones cada década y también ocurrió en 1996 cuando se cambió la legislación. En el caso de La Laguna, desde el Departamento de Estadística de este Ayuntamiento, se aseguraba ayer que las informaciones que apuntaban a que durante 2012 sólo se inscribieron 37 personas en el padrón, "son rotundamente falsas". En realidad esa es la diferencia entre altas y bajas que se produjeron a lo largo de todo el ejercicio en incluso durante la pasada década.

También se da el caso de personas que se dan de baja en un municipio pero ésta no se hace efectiva hasta que la otra localidad le comunica el alta. La multiplicidad de documentos válidos provoca que se presenten dobles inscripciones, ya que un mismo extranjero puede presentar en una ocasión el pasaporte emitido por su país y, en otra, el permiso de residencia emitido por las autoridades españolas. Como ambos documentos tienen números distintos e, incluso, las grafías con que se escriben sus nombres, al ser transcripciones literales de fonemas, pueden ser diferentes, no es posible identificar ambas inscripciones como pertenecientes a la misma persona, lo que origina la doble inscripción.

De confirmarse el descenso en Santa Cruz sería el segundo mayor en toda la historia de la capital tinerfeña. Pero significativo fue también en 1920 cuando se perdieron casi diez mil vecinos a causa de la depresión económica y la emigración a Cuba o también por ejemplo, en 1991 cuando se detectó una reducción de casi 19.000 precisamente a raíz de la renovación del censo. Sin embargo, estas no son las únicas ocasiones así por ejemplo en 2008 la ciudad perdió casi cinco mil habitantes, según los datos del Ministerio de Economía y Hacienda. Esta fue la cuarta mayor recesión que ha experimentado Santa Cruz desde el año 1824, fecha en la que se elaboró el primer censo de la capital.

Las discrepancias tienen su origen en las diferencias que existen en cuanto a las bajas y altas en el padrón, entre los datos de los que disponen el Ayuntamiento y el gobierno central. Así los ayuntamientos siempre defienden que cuentan con mayor número de habitantes, mientras que el Gobierno central los intenta reducir al máximo. Y ello es así por que las cifras de población son un elemento de peso a la hora de determinar el reparto de las ayudas estatales.

El Ayuntamiento de Santa Cruz cuenta con cifras sobre los movimientos del población desde 1824, 21 años después de convertirse en Villa Exenta y tres después de ser nombrada capital de Canarias. En 1859, Santa Cruz recibió el título de ciudad y en 1862 se produjo una nueva epidemia, lo que dio lugar a una bajada en el número de habitantes. Aunque las estimaciones recogidas en el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz hablablan de un crecimiento poblacional cercano a las 300.000 personas, lo cierto es ésta ha tendido primero a disminuir y luego a estabilizarse a la baja.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha