eldiario.es

Menú

Una mujer es detenida en el muelle de Santa Cruz de Tenerife por llevar 6,1 kilos de droga ocultos en el coche

SANTA CRUZ DE TENERIFE

Agentes de la Guardia Civil han detenido en el muelle de Santa Cruz de Tenerife a una mujer de 55 años natural de Valencia como presunta autora de un delito contra la salud pública, tráfico de drogas.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil han detenido en el muelle de Santa Cruz de Tenerife a una mujer de 55 años natural de Valencia como presunta autora de un delito contra la salud pública, tráfico de drogas.

La mujer fue interceptada ayer en el muelle cuando descendía de un barco de pasajeros en el que viajaba junto con su vehículo. Al serle revisado el mismo por miembros de la Guardia Civil, un perro rastreador, especialista en la detección de sustancias estupefacientes, marcaba insistentemente la parte delantera del vehículo, por lo que se procedió a su traslado a dependencias oficiales con el objeto de realizarle un examen exhaustivo.

Finalmente, los agentes hallaron ocultos en la parte delantera del coche un total de 16 paquetes envueltos en cinta marrón, que tras la realización del análisis efectuado en estos casos (drogatest) dieron positivo a la existencia de droga. El total incautado en este servicio asciende a 6.189 gramos de cocaína.

ROBO EN UNA CLÍNICA

Por otro lado, la Guardia Civil de Santa Cruz de La Palma ha detenido a un hombre de 49 años de edad, vecino de Tijarafe, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas.

El robo se produjo en el interior de una clínica veterinaria situada en el municipio de Breña Alta, donde el hombre sustrajo 20 euros en efectivo y diversos aparatos electrónicos.

El hombre fue detenido in fraganti por una patrulla de la Guardia Civil momentos más tarde cuando se disponía a cometer otro robo en un local contiguo, una tienda de auto-repuestos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha