eldiario.es

Menú

Un diputado del PP pierde los estribos y llama ''golfo de mierda'' a otro

BORJA BENÍTEZ DE LUGO ES MIEMBRO DE LA MESA DEL PARLAMENTO

- PUBLICIDAD -

Borja Benítez de Lugo, parlamentario del PP y miembro de la Mesa de la Cámara, perdió este miércoles los estribos e insultó gravemente a su antiguo compañero de partido Alejandro Díaz, que apoyó la iniciativa de los diputados lanzaroteños de bloquear la votación de las conclusiones de la comisión eólica. "Golfo de mierda" fue uno de los epítetos que le dedicó.

El incidente se produjo al conocerse la iniciativa de cinco de los ocho parlamentarios de Lanzarote de bloquear la votación de la comisión eólica. Como quiera que Alejandro Díaz, ex presidente del PP en esa isla, apoyó ese bloqueo, Borja Benítez de Lugo se acercó a su escaño y le espetó "tránsfuga, golfo de mierda".

Los insultos obligaron a intervenir a la parlamentaria grancanaria Paqui Domínguez que, con la ayuda de un ujier de la Cámara, logró disolver a los contendientes sin que la cosa llegara a mayores.

Borja Benítez de Lugo ha asegurado a este periódico que sus insultos se limitaron a las expresiones "tránsfuga, eres un sinvergüenza". Además, aseguró que Alejandro Díaz le "persiguió fuera del salón de plenos y me cogió por el cuello". La versión del diputado del PP se completa con que su antiguo compañero trató de agredirlo y que otro parlamentario, Fernando Toribio, terció para evitarlo.

Benítez de Lugo ha dicho que está dispuesto a retirar los insultos personales pero no la consideración de "tránsfuga" que a su juicio adorna al ex presidente del PP conejero.

Reanudada la sesión tras la suspensión decretada por el presidente de la Cámara, el diputado Juan Carlos Becerra solicitó el amparo de Gabriel Mato por la agresión verbal suftrida por Alejandro Díaz. Mato aseguró desconocer el incidente, y si éste fue dentro o fuera del salón de plenos.

Becerra trató sin éxito de reclamar que Benítez de Lugo pidiera públicas disculpas por su actuación, cosa que el parlamentario no hizo. Durante todo el rifirrafe verbal permaneció impasible en su lugar de secretario de la Mesa de la Cámara.

Minutos después, cuando el portavoz socialista, Francisco Hernández Spínola, trataba de intervenir para preguntar los motivos por los que el presidente Adán Martín pedía la palabra, otro diputado del PP, Ernesto Aguiar, le gritó desde su escaño: "¡cállate la boca ya!"

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha