eldiario.es

Menú

La bicefalia se instala en la dirección del Partido Comunista de los Pueblos de España

La histórica formación se enfrenta a la mayor crisis de los últimos 20 años, con dos secretarios generales y dos comités centrales

Carmelo Suárez, secretario los últimos años, acusa de "guerra sucia y traición" a la facción que nació tras el último pleno del Comité Central

Ástor García encabeza la segregación y defiende que el cargo de Suárez recae en su persona porque el político canario ha sido cesado

- PUBLICIDAD -
Carmelo Suárez y Ástor García

Carmelo Suárez y Ástor García Canarias Ahora

"E s una guerra muy sucia, una auténtica traición, llevábamos más de 20 años sin problemas de este tipo", expresa el político canario Carmelo Suárez, secretario general del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) los últimos 15 años, cuando se le pregunta por la situación actual en el partido que dirige. Y es que una escisión liderada por el profesor Ástor García tiene revolucionada la vida orgánica de esta histórica formación  marxista-leninista

En el último mes el partido está dividido en dos partes, por un lado los defensores de la fracción planteada por García y por otro los que son fieles a Suárez. La crisis se lleva gestando desde hace tiempo, en concreto desde el X Congreso celebrado en 2016, pero el punto de inflexión tuvo lugar en el pleno del Comité Central celebrado el pasado 23 de abril, cuando 13 de los 37 miembros que componían la junta, al no estar de acuerdo con las medidas que se estaban tomando en el encuentro, salieron del mismo.

"Tuvimos que plantarnos porque se estaba haciendo una obra para liquidar a todo un sector del partido y a la mayoría de la juventud, eso no era legítimo de ninguna manera", comenta García a Canarias Ahora, al tiempo que señala que la dirección del partido, comandada por Carmelo Suárez, pretendía en este pleno expulsar a los críticos dentro del PCPE.

García recalca que el único secretario general en la actualidad es él y que estos disidentes no eran minoría ya que el órgano estaba compuesto "por camaradas que no eran miembros" del mismo. Además, hace hincapié en que "la cuestión más que de pura aritmética es de tipo político" y que desde que tomaron esta decisión han tenido respaldo por parte de las delegaciones territoriales del partido y los miembros de las juventudes.

Algo de lo que Carmelo Suárez duda ya que acusa a este grupo de estar usando las facilidades de internet para "hacer el juego sucio de suplantar la personalidad del partido". En concreto se refiere a que un mes antes de esta crisis se creó la web empleada por el bando de Ástor García,  partido-comunista.es, en la que desde el día siguiente al pleno se comenzaron a emitir comunicados en los que se respaldaba la escisión y se alegaba que el control del PCPE estaba en sus manos. " La facción sólo existe en internet, donde hacen bulla y aparentan todo este tipo de influencia", acentúa Suárez, que además acusa a los defensores de García de haber intentado atacar la web oficial del partido para hacerse con su control. " Intentaron tumbarnos las páginas para abajo porque algunos camaradas de confianza tenían las claves, la intención de ellos era hacer desde la web del partido la proclamación de esta escisión, la confusión habría sido mayor", imputa el veterano político.

Unas acusaciones de las que García se sacude al defender que la web del sector controlado por Suárez "llevaba sufriendo ataques periódicamente. Pasa muchas veces, en esta ocasión se acusa de que hemos sido nosotros, pero no lo hemos sido. Coincide que en el momento que se produce la caída se está haciendo un cambio de servidor y ellos utilizan eso como un elemento de que hemos hecho un ataque, pero no hemos participado ni hemos lanzado nada porque en aquel momento no había ningún grupo constituido", destaca, y añade que la página que están empleando está creada desde hace tiempo "por una cuestión de seguridad para así evitar que ciertos dominios sean usados por otros. A partir del día 22 se ha tomado la decisión por parte de unos camaradas de dar el acceso porque esta gente no va a dar el acceso a la oficial".

Dos boletines tras el pleno

Tras el pleno tanto Ástor García como Carmelo Suárez emitieron dos boletines internos que se entregaron a los afiliados al PCPE en el que analizaban lo ocurrido y en el que se tomaban resoluciones. Por parte de Carmelo Suárez se anunciaba la expulsión del partido de García y los miembros que se separaron en el pleno, mientras que en el informe de la otra parte se habla del cese de Suárez como secretario general y la revocación de las sanciones adoptadas en el citado pleno.

"Como secretario general sólo digo que el Comité Central del que formo parte es el del partido. Supongo que Carmelo dirá lo mismo, en varias ocasiones nos hemos referido como el grupo de Carmelo y Julio, que lo que pretenden es romper el partido, siempre echan las culpas para fuera, nunca hay autocrítica", sostiene García.

Por contra, Suárez asegura que sus ahora opositores son "gente marrullera que hace una traición al partido y simula que ha hecho una reunión del Comité Federal y que ha cambiado la Secretaría General. Todo es mentira, todo es falso, pero internet permite montar este tipo de engaños. A esa gente no se le ve en la calle".

El político canario se retrotrae hasta el X Congreso, en el que estas personas intentaron hacer avanzar las tesis en el partido sin éxito. "Se tiraron para abajo todas las apreciaciones de cambiar la línea política en el partido y entonces, cuando no encuentran formas de conseguir la mayoría, han hecho esta operación de traición del partido y a la clase obrera. Atacar al PCPE y generar el espectáculo que han generado a quien dañan es a la clase obrera y a la misma lucha comunista", opina.

Así mismo, Suárez reitera que sus opositores son "la parte más débil del partido desde el punto de vista militante" y que la gran mayoría del PCPE, que es la parte "más combativa" está con su proyecto.

Por su parte, García indica que dirigentes del partido acusaban, en base de la defensa de posiciones políticas defendidas en anteriores congresos, "de disidencia" a quienes no estaban de acuerdo con la Secretaría General. "El secretario político durante estos meses ha demostrado que lo que tenía en mente era una campaña que si no era de sacar gente de la organización era dejarla sin voz, ha habido una maniobra definida a lo largo de hace bastante tiempo, no había posibilidad de integrar y discutir, sino que la intención era la de liquidar y han usado maniobras y argumentos durante los últimos meses para ello", observa el líder del bando escindido.

Los nuevos términos de los territorios

Históricamente el PCPE en cada comunidad autónoma se ha nombrado diferente al partido a nivel nacional. Sirva como ejemplo los casos de Canarias y Andalucía, comunidades en los que el partido se conoce como el Partido Comunista del Pueblo Canario y el Partido Comunista del Pueblo Andaluz, respectivamente.

Sin embargo, desde esta crisis se han creado perfiles en redes sociales y se han emitido comunicados de comités regionales sumándose al documento de los  Cinco Puntos en defensa del Partido. La diferencia con los históricos comités regionales es que estos tienen de nombre Partido Comunista del Pueblo de España seguido de la comunidad autónoma. Para Suárez esto es un claro ejemplo de que la escisión no defiende "el estado plurinacional español y el derecho a autodeterminación de los pueblos" y que no están a favor de las luchas históricas de los distintos pueblos del país. 

"La autodeterminación es un principio irrenunciable", subraya García, "eso de que somos contrarios al derecho de autodeterminación de los pueblos es un invento y obedece a la intención de pretender contaminar e intoxicar por el hecho de que algunos camaradas hemos sido críticos con el enfoque que se daba a la cuestión nacional en España". De este modo, formula que el cambio en las denominaciones regionales "vienen marcadas por los estatutos" y que a pesar de ello "nunca se adoptó". 

La salida a esta crisis interna podría tener lugar este 20 de mayo, fecha para la que está prevista una conferencia por parte del sector de Ástor García. "Visto lo visto creo que puede pasar cualquier cosa", anuncia, y no se descarta que una de estas decisiones sea la formalización de un nuevo partido.

"Dentro de unos meses de esa fracción no quedará nada y seguiremos en nuestro trayecto, pero hemos aprendido de nuestros errores al confiar en gente que no lo merecía, tendremos que mejorar nuestros métodos de trabajo", concluye Carmelo Suárez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha