eldiario.es

Menú

Las familias afectadas por las últimas lluvias en Canarias recibirán una ayuda de hasta 8.500 euros

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El Ejecutivo regional subvencionará la reparación de las casas destruidas y colaborará en el pago del alquiler a las personas que hayan tenido que abandonar su vivienda habitual

- PUBLICIDAD -

El Ejecutivo regional subvencionará la reparación de las casas destruidas y colaborará en el pago del alquiler a las personas que hayan tenido que abandonar su vivienda habitual

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó hoy, en su reunión en la capital grancanaria, el decreto de ayudas y medidas urgentes y de carácter excepcional para reparar los daños producidos por las lluvias de los pasados días 16 y 17 de noviembre en el archipiélago. De forma que las familias afectadas recibirán una ayuda de emergencia de hasta 8.500 euros.

El decreto prevé la concesión de ayudas de emergencia para las familias, para la reconstrucción o reparación viviendas, para daños en vehículos, para empresas y profesionales del sector turístico y para la reparación de infraestructuras municipales e insulares, según informó hoy el Ejecutivo regional, que precisa que las ayudas serán complementarias y compatibles a las que se pudieran establecer por otras administraciones públicas.

Las familias que hayan visto dañada gravemente su vivienda o hayan perdido sus enseres básicos podrán recibir un máximo de 8.500 euros en concepto de ayuda de emergencia, que será concedida por la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda, previo informe de la Dirección General de Bienestar Social en el que se determinen las familias afectadas y el importe que corresponde a cada una en función de los daños sufridos. La ayuda de emergencia a las familias es independiente y compatible con la destinada específicamente a la vivienda.

En relación a las viviendas, se prevén ayudas para los casos de vivienda habitual y vivienda no habitual. Según el decreto, cuando se trate de vivienda habitual que, como consecuencia de las lluvias, hubiera quedado destruida -siempre que la misma no esté asegurada contra la lluvia o si lo estuviera, en la cantidad que no sea cubierta por el seguro- el Gobierno de Canarias concederá una ayuda de hasta el 50 por ciento del coste de restitución o reparación. Asimismo se promoverá la concesión de créditos por entidades financieras, sin intereses, por las cantidades que no cubran las administraciones públicas.

De la misma manera, los propietarios o usufructuarios que hayan perdido la vivienda habitual y permanente, podrán recibir una ayuda de hasta 600 euros mensuales para el alquiler de una vivienda adecuada a sus necesidades familiares por un periodo de 24 meses, prorrogables, previa solicitud del beneficiario siempre que acredite la imposibilidad de disponer de vivienda.

Aquellos inquilinos cuya vivienda hubiera resultado totalmente destruida o fuera necesaria su demolición, recibirán una ayuda por la diferencia económica entre la renta de la vivienda siniestrada y la de la vivienda de nuevo arrendamiento de características análogas por un periodo máximo de 24 meses.

Cuando la vivienda precise rehabilitación o reparación, tanto los propietarios, arrendatarios o usufructuarios podrán recibir una ayuda para el arrendamiento de una vivienda similar a la siniestrada durante un período máximo de 12 meses.

VEHÍCULOS Y SECTORES PRODUCTIVOS

El decreto aprobado hoy también establece la posibilidad de ayudas para los daños ocasionados por las lluvias en los vehículos. Así, el Gobierno concederá hasta un máximo de 6.000 euros.

En el caso de las producciones agrarias o explotaciones ganaderas se articularán diferentes indemnizaciones que se determinarán en función de las pérdidas registradas sobre la producción esperada en la campaña o sobre los gastos extraordinarios para la alimentación de los animales, respectivamente.

El Gobierno de Canarias también extenderá las ayudas por las lluvias torrenciales a las empresas y profesionales del sector turístico, con el objeto de reparar los daños materiales directos. Así, podrán recibir ayudas las explotaciones tuíristcas, hosteleras y de restauración, que cuenten con menos de 50 trabajadores, y aquellas que se hayan visto obligadas a desalojar los establecimientos por razón de dichas lluvias.

Igualmente, el decreto prevé la posibilidad de ayudar a empresarios y profesionales que cuenten 49 o menos trabajadores y hayan sufrido daños en sus edificaciones, maquinaria, vehículos, mobiliario, instalaciones o mercancías, siempre y cuando estén afectos a su actividad empresarial o profesional.

El importe de estas ayudas vendrá determinado por la cuantía de los daños sufridos: así, será de 3.000 euros para el caso de daños iguales o superiores a 12.000 euros; de 2.000 euros para daños iguales o superiores a 3.000 euros e inferiores a 12.000; y de 1.000 euros para daños superiores a los 1.000 euros e inferior a los 3.000.

Para paliar los daños causados en infraestructuras municipales e insulares, como carreteras, transportes, telecomunicaciones, alumbrado o abastecimiento de agua, el Gobierno de Canarias sufragará como máximo el 25 por ciento de las obras insulares y el 45 por ciento de las municipales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha