eldiario.es

Menú

El 46% de los hoteles tinerfeños, inaccesibles

SÓLO UN 2,2% SON TOTALMENTE SIN BARRERAS

En el manual insisten que hacer accesible los alojamientos se puede hacer "sin grandes inversiones".

- PUBLICIDAD -

El Cabildo de Tenerife, a través de la Sociedad Insular para la promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi), en colaboración con la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) y Turismo de Tenerife, ha editado un manual con recomendaciones para mejorar la accesibilidad de los establecimientos alojativos de la Isla. Tenerife posee, según datos de Sinpromi, sólo un 12% de establecimientos completamente accesibles para personas con movilidad reducida o discapacidad visual, y un 46% son inaccesibles, especialmente a causa de "malas prácticas".

En un encuentro con los medios, el vicepresidente primero y consejero de Economía, Competitividad y Turismo del Cabildo, Carlos Alonso, aseguró este viernes que la principal barrera que existe es la "actitud", por lo que "tenemos que hacer posible la prestación de servicios para garantizar el bienestar de personas con discapacidad motora o sensorial".

La consejera delegada de Sinpromi, Carmen Rosa García, explicó que, de 533 establecimientos visitados para comprobar el estado de su accesibilidad, solo 12 de ellos, el 2,2%, son accesibles en su totalidad, mientras que 33 de ellos, un 6,1%, pueden ser definidos como practicables. Por otro lado, 250 de los recintos, el 46%, son totalmente inaccesibles, especialmente por una mala práctica.

García comparó estos datos con la importante demanda de turismo de personas con algún tipo de discapacidad motora o visual que quiere visitar la Isla. Según datos de Aeropuertos Españoles y de Navegación Aérea (AENA), en 2009, 93.000 personas con estas características visitaron Tenerife, cantidad que se amplió a 75.220 en 2010.

Fruto de este conocimiento y de las necesidades de este colectivo nació este manual de recomendaciones para mejorar la accesibilidad de los establecimientos alojativos de la isla de Tenerife. "No aspiramos sólo a que la gente se sensibilice, sino a que se garantice la accesibilidad de todos", aseguró Alonso.

Por otro lado, García insistió en que la accesibilidad se puede proporcionar sin grandes inversiones. "Sólo falta que los hoteleros y empresarios intervengan decididamente para que sea una realidad", dijo.

El presidente de Ashotel, José Fernando Cabrera, considera que un porcentaje elevadísimo de hoteles construidos antes del Reglamento de suspensión de barreras físicas ya colaboran con Sinpromi, por lo que se mostró optimista en la solución de las malas prácticas existentes en algunos centros alojativos tinerfeños. Además, recordó que también hay previstas nuevas reuniones con hoteleros para preparar sus instalaciones.

García repasó algunas de las principales malas prácticas que cometen los establecimientos, como los accesos con excesiva pendiente, el uso de pavimento deslizante o de felpudos sin adherir. Además, recuerda que en muchos casos las mamparas de ducha impiden el uso de un baño adaptado, o, en otros, el baño, aunque sea accesible, cuenta con unas puertas que no permiten la entrada de una silla de ruedas por sus dimensiones.

Asimismo, insistió en que este manual no sólo se puede aplicar a centros alojativos, sino también a otros de ocio, comercios, centros deportivos o restaurantes "donde vienen nuestros visitantes", aseguró también la consejera insular de Bienestar Social, Cristina Valido, quien destacó la labor de concienciación de Sinpromi en los últimos años.

A su juicio, se trata de un "paso importante" para una tierra que tiene en el turismo el primer factor de desarrollo económico como nicho de empleo con "millones de personas con discapacidad que quieren y pueden hacer turismo y que navegan en Internet a diario buscando lugares que visitar, igual que otra persona".

El manual pretende dinamizar la mejora de la accesibilidad de las infraestructuras turísticas al objeto de que las actuaciones que se ejecuten en los establecimientos se hagan conforme a los requisitos exigidos en la normativa vigente, de tal modo que sean funcionales.

El documento hace un recorrido por los diferentes ámbitos de los que se compone un establecimiento como son los aparcamientos, accesos, recorridos interiores, aseos públicos, vestuarios, habitaciones, piscinas, mobiliario o señalización.

Además, el proyecto conjuga la accesibilidad universal con un sector tan importante como es el turismo. Su objetivo es elevar la calidad de las infraestructuras turísticas y adaptarlas a la normativa vigente y las demandas de los usuarios.

El documento, que tuvo un coste inferior a los 1.000 euros, cofinanciado con fondos europeos, se va a distribuir correo electrónico y se puede descargar a través de las webs de Sinpromi, Ashotel y Turismo de Tenerife.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha