eldiario.es

Menú

El acusado de violar a sus cuatro hijos menores en Gran Canaria renuncia a su abogada

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El hombre acusado de presuntamente agredir sexualmente a sus cuatro hijos menores --tres niñas y un niño-- en Telde (Gran Canaria), durante un período aproximado de entre uno y siete años, según a cada pequeño, ha renunciado hoy a su abogada, por lo que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha decidido aplazar el juicio hasta el próximo 21 de octubre (10.00 horas).

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 (EUROPA PRESS)

El hombre acusado de presuntamente agredir sexualmente a sus cuatro hijos menores --tres niñas y un niño-- en Telde (Gran Canaria), durante un período aproximado de entre uno y siete años, según a cada pequeño, ha renunciado hoy a su abogada, por lo que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha decidido aplazar el juicio hasta el próximo 21 de octubre (10.00 horas).

La Fiscalía pide 42 años de cárcel para D.P.M. por dos supuestos delitos continuados de violación, dos delitos de agresión sexual y un delito de abuso sexual.

En todo caso, la Sala ha acordado celebrar el juicio a puerta cerrada, a la vista de la naturaleza del delito imputado contra la libertad sexual y con el objeto de proteger la fama y consideración de las víctimas y su familia, según el auto dictado por la magistrada Pilar Parejo.

La Audiencia adoptó dicha decisión a petición del Ministerio Fiscal, solicitud a la que se adhirieron los abogados de la defensa y la acusación particular.

APROVECHABA QUE NO HUBIERA PERSONAS PRESENTES

El Ministerio Público señala en su escrito de conclusiones provisionales que el procesado, sin antecedentes penales y en prisión provisional por esta causa desde el 18 de enero de 2008, se valió del hecho de ser su progenitor, "aprovechando siempre que no hubiera personas presentes y con pleno conocimiento del alcance de su acción, atentó gravemente y de forma continuada contra la libertad sexual" de sus cuatro hijos menores durante un período aproximado de entre uno y siete años, según a cada menor.

Así, desde que una de las niñas tenía siete hasta los 14 años de edad, el acusado presuntamente le pedía después de la siesta que le llevara un café a la cama y una vez en el dormitorio le obligaba a realizar prácticas sexuales.

Cuando la pequeña contaba con 13 o 14 años, en una fecha no determinada sobre el año 2005, el acusado salió por la noche en su vehículo con ella y otra de sus hermanas y lo estacionó en la playa de Tufia, en la localidad teldense, donde supuestamente las forzó igualmente a realizar prácticas sexuales, a pesar de la negativa de ambas. Al terminar soltó a las dos hermanas y les dijo: "No se lo digan a mamá que no lo voy a hacer más".

Sin embargo, en otra ocasión, cuando tres de los niños iban al colegio en el vehículo de su padre, éste les manifestó que tenía que pasar por una casa para recoger unas cosas y cuando llegaron al lugar, el padre dijo a una de ellas que se bajara del vehículo con él para que lo ayudase, mientras los dos hermanos se quedaban en el coche.

Al llegar al domicilio, el hombre supuestamente volvió a agredir sexualmente a la menor, que no pudo marcharse del lugar porque le había encerrado la puerta con llave, según el fiscal.

"HASTA 20 VECES"

Durante el año 2007, cuando el hijo del acusado tenía 15 años de edad, presuntamente su padre le agredió sexualmente "hasta un total de 20 veces". La primera vez que ocurrieron los hechos, el joven se encontraba jugando con un videojuego en el salón de su casa y cuando su padre llegó a la vivienda lo llamó para que fuera a la cocina.

Al llegar el menor a la estancia el hombre presuntamente le obligó a realizar prácticas sexuales. Asimismo, según la Fiscalía, en otra de las ocasiones, después de salir con su padre de casa de un primo suyo, D.P. paró el vehículo en la trasera del circuito Islas Canarias y le dijo que saliera del furgón, llevándoselo a un sitio retirado con ánimo libidinoso, un hecho que se repitió "hasta un total de 20 veces durante un año".

Respecto a otra de las hijas, cuando ella tenía 14 años de edad y regresaba de la capital a Jinámar en compañía de su padre, éste se desvió hacia la playa de Bocabarranco, paró su furgoneta y obligó a la niña a realizar prácticas sexuales.

LES AMENAZÓ CON MATARLES SI DENUNCIABAN

Al finalizar, le dijo que "no dijera nada a nadie porque si no lo mandarían a la cárcel, nadie la creería y asuntos sociales las arrebataría a ella y a sus hermanos de su madre". Cuando la menor le dijo a su padre que lo iba a denunciar, éste le advirtió de que iba a estar tres años en la cárcel y cuando saliera la iba a matar a ella y a sus hermanos.

Finalmente, cuando la tercera niña tenía tan sólo ocho años de edad, el padre en una ocasión fue con ella a la habitación principal para ver una revista de animales y en un momento dado obligó a la niña a realizar ciertas prácticas.

Por todo ello, la Fiscalía pide para D.P.M. 29 años de prisión por dos presuntos delitos continuados de violación, diez años de cárcel por dos delitos de agresión sexual y tres años de prisión por un delito de abuso sexual.

Igualmente, solicita la prohibición de aproximarse a cada una de las víctimas o a su domicilio o comunicarse con ellas por un período de 15 años en relación a los dos delitos continuados de violación, así como 10 años de alejamiento por los dos presuntos delitos de agresión sexual y cinco años por el delito de abuso sexual.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha