eldiario.es

Menú

El juez envía a prisión a uno de los dos jóvenes acusados de agredir a un estudiante en la capital grancanaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Tomás Martín, ha decretado hoy el ingreso en prisión de uno de los dos jóvenes detenidos por la agresión con un destornillador a Ancor R.S., de 18 años de edad, a las puertas del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Felo Monzón, ubicado en el barrio de Lomo Blanco, en Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 (EUROPA PRESS)

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Tomás Martín, ha decretado hoy el ingreso en prisión de uno de los dos jóvenes detenidos por la agresión con un destornillador a Ancor R.S., de 18 años de edad, a las puertas del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Felo Monzón, ubicado en el barrio de Lomo Blanco, en Las Palmas de Gran Canaria.

En concreto, el juez ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza para Alejandro M., de 18 años de edad, imputado por un presunto delito de lesiones, mientras que su amigo Lester D., ha quedado en libertad provisional, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.

Las mismas fuentes incidieron en que los hechos ocurrieron el pasado miércoles en horas del mediodía, cuando los dos jóvenes se acercaron en un vehículo al centro educativo a recoger a una amiga de uno de ellos y un grupo de "entre 10 y 15 jóvenes se les abalanzó y empezaron a golpear el coche".

A continuación, el conductor, Lester D., se bajó del vehículo y, según su versión, dichas personas le rodearon y comenzaron a propinarle "patadas y puñetazos" por todo el cuerpo. Al percatarse de la gravedad de los hechos, Alejandro M. se bajó del coche también y, en el transcurso de la reyerta y con el ánimo presuntamente de "asustar", agredió "con un destornillador" a Ancor R.S. para "salir en defensa" de su amigo, según las fuentes.

SIN ANTECEDENTES

De hecho, señalan que Alejandro M., que abandonó el juzgado entre lágrimas y custodiado por la Policía Nacional, "es un niño normal, nunca ha tenido ninguna incidencia con la justicia y sólo se limitó a defender a su amigo que estaba siendo agredido". "Los dos son gente normal y sin antecedentes", añadieron.

El Grupo de Homicidios de la Brigada de la Policía Judicial investiga las causas de la pelea y queda pendiente la declaración de testigos ante el juzgado para determinar la responsabilidad de la reyerta.

Por su parte, el herido continúa ingresado en el Hospital Insular de Gran Canaria aunque "su vida no corre peligro" y se recupera favorablemente, según fuentes cercanas al caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha