eldiario.es

Menú

El senador tiró su teléfono móvil para culpar a los agentes

SEGÚN CONSTA EN LAS DILIGENCIAS POLICIALES DE LA DETENCIÓN

Casimiro Curbelo habría lanzado el teléfono contra el suelo diciendo: "Lo habéis roto vosotros, os váis a enterar".

- PUBLICIDAD -

El presidente del Cabildo de La Gomera y senador por el Partido Socialista Canario (PSC), Casimiro Curbelo, amenazó a los agentes de la Policía Nacional que lo detuvieron la madrugada del jueves 14 de julio en Madrid por protagonizar un altercado en el interior de la sauna Gola, además de negarse a identificarse en varias ocasiones y romper su móvil con ánimo de inculpar a los agentes. Según consta en las diligencias policiales a las que ha tenido acceso ACN Press, lo lanzó contra el suelo diciendo "lo habéis roto vosotros, os váis a enterar".

Curbelo permaneció detenido desde el amanecer del citado día hasta las 14.00 horas aproximadamente, en la Comisaría de Tetúan en Madrid, hasta donde fue conducido por varios agentes que en su declaración detallan como desde el primer momento en que fueron abordados por Curbelo, su hijo, Casimiro Adays Curbelo y una tercera persona, en los bajos de Azca cerca de la citada sauna, "presentan un evidente estado de embriaguez, dificultad en el habla, boca pastosa, ojos vidriosos, pupilas dilatadas, halitosis etílica y un estado de excitación consecuencia propia del consumo de bebidas alcohólicas".

Las tres personas les manifestaron "haber sido agredidas en el club de alterne Gola", en contra de lo declarado por el propio Curbelo en rueda de prensa celebrada el viernes en La Gomera, donde dijo que "no he estado en ninguna sauna ni ningún puticlub". Los denunciantes informaron también a los agentes que "fueron expulsados" del local y estos les explicaron "de los pasos a seguir para presentar la correspondiente denuncia". La respuesta de Casimiro Curbelo, según el informe policial, fue "vosotros sois policías y estáis para atender a los ciudadanos, y vosotros no queréis atender una agresión".

Los agentes vuelven a explicarles los pasos a seguir, y cuando uno de los policías se dirigía a realizar el relevo en el puesto de seguridad de los bajos de Azca, motivo por el cual se encontraban en la zona, el hijo del senador, Casimiro Adays Curbelo, "se acerca con ánimo amenazante", y le manifiesta "tú eres un pringao y estás hablando con un senador, no me des la espalda, te vamos a denunciar por abuso de autoridad".

Documentación

El policía le pide en varias ocasiones la documentación a lo que Adays Curbelo se niega, según la declaración de los agentes, quienes le informan que debe acompañarlos a dependencias policiales a efectos de identificación. Es en este momento "y sin mediar palabra y de forma sorpresiva, propina un fuerte puñetazo en el pecho" del agente que le solicitó su documentación.

Por esta causa es detenido, aunque otra persona, que no es Casimiro Curbelo, intenta entorpecer esta labor. Ante la resistencia del hijo de Curbelo a ser detenido, se suman más agentes, quienes son increpados por Casimiro Aday y el senador, quienes les gritan "esto es un abuso, os voy a denunciar por detención ilegal, sois unos terroristas, borrachos, hijos de puta, sinvergüenzas, soy senador y voy a ir uno por uno a por vosotros, voy a acabar con vuestras carreras, que estáis pagados por los putos fachas del Partido Popular, sois unos putos vendidos".

Casimiro Adays continúa con su actitud agresiva, según las diligencias, "llegando a agarrar por el cuello" a otro agente "rompiéndole el polo de uniformidad".

Padre e hijo fueron trasladados a dependencias policiales de la zona de Tetúan en Madrid, por negarse a identificarse, insultar a los agentes y agredirlos. Según las diligencias, el detonante para la detención del senador Casimiro Curbelo fue "un manotazo propinado de manera sorpresiva" en la mano izquierda de uno de los agentes.

"Forcejeo"

Ya en la comisaría es donde se produce el incidente con el móvil anteriormente relatado, que continuó Casimiro Curbelo con "un forcejeo" con otro agente que le produjo a este, según el parte de lesiones que presentó en su declaración, "lesiones en la mano izquierda, antebrazos y cuello". Mientras su hijo "prosigue su actitud desafiante amenazando" a un funcionario, al que le dice "tu cara no la voy olvidar en la vida, ni tú la mía, ni tu familia de Ceuta que tú eres moro".

Los agentes declaran también que Casimiro Adays, en un momento durante su detención en dependencias policiales, preguntó a su padre "¿No conoces a nadie que pueda envenenar el asunto?, que todos estos hijos de puta se van a enterar, vuestro sueldo lo paga el puticlub, esto es una trama urdida por el Partido Popular".

El informe policial finaliza haciendo constar que tanto Casimiro Curbelo y Casimiro Adays Curbelo, no quisieron prestar declaración ante los agentes que los interrogaron sobre los motivos de su detención.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha