eldiario.es

Menú

El sindicato STEC-IC denuncia que el Gobierno canario "se escuda" en la crisis para desmantelar la escuela pública

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El sindicato STEC-IC ha considerado "inaceptable" que el Gobierno regional y su Consejería de Educación se escuden en la crisis para "continuar haciendo lo que en los últimos años han hecho sin crisis económica por medio: abandonar el servicio público de la educación, privatizar la educación destinando fondos públicos a concertar centros privados y desatender paulatinamente el aprendizaje del alumnado y la calidad del sistema público".

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 (EUROPA PRESS)

El sindicato STEC-IC ha considerado "inaceptable" que el Gobierno regional y su Consejería de Educación se escuden en la crisis para "continuar haciendo lo que en los últimos años han hecho sin crisis económica por medio: abandonar el servicio público de la educación, privatizar la educación destinando fondos públicos a concertar centros privados y desatender paulatinamente el aprendizaje del alumnado y la calidad del sistema público".

Estas apreciaciones las hace el sindicato después de que el Gobierno de Canarias, a través de su consejero de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, ha anunciado que, dada la situación de crisis económica, no quedará más remedio que recortar el presupuesto en Educación y en Sanidad.

El nivel de inversión en la educación pública en Canarias ha pasado de ser de los primeros a nivel estatal y en un lugar más que aceptable a nivel europeo para convertirse en estos momentos en ocupante de los vagones de cola, afirma en un comunicado STEC-IC.

"Los recortes en todos los niveles de la educación no universitaria han sido progresivos y han ido en aumento. El Gobierno afirma que el recorte presupuestario en Educación no afectará a la calidad educativa. ¿A quién pretende engañar el Gobierno? Está demostrado que aquellos países que invierten más dinero en Educación, mayor es su calidad y mejor sus resultados de éxito escolar", resume.

CIFRAS

A juicio de STEC-IC, en la actual situación de crisis hay otras salidas diferentes a las del estrangulamiento de los servicios públicos esenciales para toda la población, como es el caso de la Sanidad y de la Educación. "Es una desfachatez seguir destinando dinero público para privatizar. Es una desfachatez destinar alrededor de 60 millones de euros al año sólo para la Radio Televisión Autonómica, millones de euros para la creación de la Policía Autonómica, para el pago de sus negligencias políticas --véase el 'caso Tebeto'--, por citar tan sólo algunos ejemplos, o el recorte en impuestos a clases sociales pudientes (impuestos de sociedades, de sucesiones)", expone.

Además, el STEC-IC denunció "la incompetencia de los responsables educativos y del Gobierno de CC y del PP para gestionar la Educación pública en Canarias". "Ni siquiera saben gestionar con los recursos que tienen las prioridades del aprendizaje del alumnado. Véase a modo de ejemplo el dinero destinado a impartir en inglés determinadas materias --geografía, biología...-- en algunos centros educativos, al tiempo que desatienden todas las Escuelas de Idiomas o abandonan el aprendizaje idiomático del inglés en todos los centros educativos, recortando recursos humanos, metodológicos y materiales. El despilfarro económico es consecuencia también de su improvisación y de su falta de diagnóstico del sistema educativo canario", dice.

"No es de recibo que sea la población canaria en general quien pague la crisis negándole el buen funcionamiento y la calidad de los servicios públicos. No es de recibo seguir privilegiando a la banca y a los grupos sociales más favorecidos y continuar con su política de recortes y progresiva privatización de la educación", insiste el sindicato.

UNIDAD DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

El STEC-IC defendió asimismo la estabilidad laboral de todo el profesorado y rechazó el expediente de regulación de empleo llevado a cabo por la Administración educativa. Ni los trabajadores de la enseñanza ni el propio alumnado se merecen pagar las consecuencias de una crisis y de una política de abandono del servicio educativo, afirma.

Frente a esta política devastadora del Gobierno de Canarias y de su Administración, sólo cabe la unidad de todos los agentes implicados en el ámbito educativo y de todos los afectados en la defensa contundente de los servicios públicos y de su calidad, propuso el sindicato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha