eldiario.es

Menú

El teatro cuyás acoge la apuesta más arriesgada de La Fura dels Baus

BORIS GODUNOV, UNA REFLEXIÓN CRÍTICA SOBRE EL FENÓMENO DEL TERRORISMO

- PUBLICIDAD -

"Este montaje es la apuesta más arriesgada que ha puesto en escena La Fura dels Baus desde sus inicios". Así de contundente se mostró Pedro Gutiérrez, actor principal del montaje 'Boris Gudonov'. Gutiérrez adelantó que este giro de tuerca no viene de la mano de la peligrosa temática que trata esta obra sobre el terrorismo y el poder, sino que, además, "el lenguaje furero ha evolucionado para implicar al público y obligarlo a que reflexione de manera crítica ante uno de los mayores problemas del mundo contemporáneo". Y esta conjunción de factores da como resultado un montaje que aún sigue siendo fiel a la filosofía de una de las compañías más complejas del panorama nacional. 'Boris Godunov' se representará en el Teatro Cuyás desde mañana jueves, 27 de noviembre, al domingo 30. Cuatro funciones que llenarán el escenario y el patio de butacas del primer recinto escénico del Archipiélago de tiros, gritos, contradicciones y posiciones ideológicas templadas por el matiz insostenible del radicalismo. Teatro furero "con textos a la italiana", según declaró el propio actor. Las entradas están a la venta en las taquillas del teatro, a través de su página web (www.teatrocuyas.com) y en el teléfono 902 405 504.

Luz Caballero, consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria, manifestó que más allá de "la lógica expectación que despierta la presecia de una compañía como La Fura dels Baus en la isla", 'Boris Godunov' ofrece la oportunidad de enfrentarse cara a cara con un fenómeno complicado como el terrorismo. La responsable del área destacó que también resulta interesante la posición del texto como "teatro dentro del propio teatro", un ángulo "muchas veces tratado desde el cine pero muy raro sobre los escenarios". Caballero invitó al público isleño a "vivir una experiencia diferente" y señaló que es de agradecer la existencia de compañías como la catalana "que se arriesga y se atreve" a hacer cosas que otras ni siquiera se plantearían.

Y este modelo tiene un público fiel "al que hay que satisfacer", comentó Gonzalo Ubani. El director artístico de Teatros del Cabildo destaca que "sabemos que hay un tipo de público furero que después no suele acudir a otro tipo de funciones", una razón que "justifica la inclusión de esta compañía rompedora para cerrar una programación equilibrada que satisfaga a todo tipo de públicos". Ubani resaltó que 'Boris Godunov' es "una reflexión sobre el poder y sobre la imposición de ideas a través de la violencia", lo que convierte al montaje en "tremendamente actual".

Y en esa dinámica de lucha por el poder se engarza la obra escrita por Pushkin como punto de arranque. "Este autor fue el primero en hacer al pueblo protagonista de los textos, y eso le valió el exilio. En 'Boris Godunov, Pushkin reflexionó muy certeramente sobre la corrupción y la atracción del ejercicio de poder y en ese contexto se produce la entrada de los terroristas en la sala", destaca Pedro Gutiérrez. El resultado es una obra "furera, por la caña, pero rompedora por la profundidad del mensaje". "Mantenemos las formas y parte del lenguaje propio de la compañía, pero con 'Boris Godunov' vamos un poco más lejos y abordamos el tema desde un punto de vista reflexivo. Ya no hay visceralidad y juego físico, aunque muchos detalles recuerdan al lenguaje propio de la compañía", señala el actor protagonista.

Después de interrumpirse la función, el escenario y el patio de butacas se convierten en un lienzo donde se dibujan las personalidades de los propios terroristas (desde el idealismo más infantil al pragmatismo político pasando por la sed de venganza o la lucha por interés personal) y las reacciones del Estado cuando afronta este tipo de crisis. "El público se sentirá protagonista absoluto del montaje. Nosotros hablaremos con ellos, les increparemos, haremos que sientan que están, verdaderamente, en peligro", señala. Un cuidado uso de recursos audiovisuales completan el contexto y hacen de 'Boris Godunov' un montaje "creíble" y una "experiencia intensa".

El punto de partida de esta obra escrita por Álex Olle (director del montaje) y David Plana, parte de los hechos que se sucedieron en 2002 en el teatro Dubrovka de Moscú durante una representación del musical Nord-Ost. El 23 de octubre de aquel año, un grupo de terroristas chechenos asaltaron el teatro durante la función. Más de 900 personas permanecieron dos días y medio como rehenes de un grupo de hombres y mujeres armados, que exigían la salida de las tropas rusas de Chechenia. Después estériles negociaciones, la intervención de las fuerzas especiales rusas, que tomaron el teatro amparados en una nube de gas, acabó con la vida de 130 rehenes y 41 asaltantes. El acto fue posteriormente reivindicado por el caudillo checheno Movsar Barayev.

Pero este 'Boris Godunov' no pretende hacer una versión dramatizada de este acto luctuoso. Es Teatro. Y para ello no se ha personalizado ni el grupo terrorista, ni el conflicto internacional que provoca la acción. La idea, señala Gutiérrez, "es hacer pensar al público más allá de casos concretos que consigan abstraer a los espectadores de posibles juicios de valor previos".

Convénceme especial

Por otra parte, miembros de la compañía La Fura dels Baus protagonizarán una edición especial del programa Convénceme que se celebrará en el Instituto de Enseñanza Secundaria Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria el próximo viernes, 28 de octubre, a las 12.00 horas. A este encuentro con la compañía catalana asistirán los alumnos de Bachillerato de Artes Escénicas de la isla

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha