eldiario.es

Menú

Los trabajadores de Clusa deberán ser readmitidos por FCC

LPGC/ SENTENCIA FAVORABLE DE LA SALA DE LO SOCIAL

FCC también podrá optar por indemnizar a los empleados con una cantidad de entre 12.000 y 15.000 euros, más los salarios de tramitación.

- PUBLICIDAD -

Los 22 trabajadores de Clusa, que se encargaban hasta el mes de septiembre de la recogida de plásticos y envases en Las Palmas de Gran Canaria, tendrán que ser subrogados por la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) ?nueva adjudicataria del servicio- o indemnizados con 300.000 euros.

La institución local elaboró un decreto para retirar esta atribución a Clusa debido a las "deficiencias" detectadas en la prestación, que fue finalmente entregada a FCC. Desde entonces los trabajadores habían que dado en un "limbo legal" que subsana ahora la Sala 3 de lo Social, que comunicó la sentencia el pasado viernes.

El secretario nacional del Sindicato Obrero Canario (SOC), Daniel Casal, indicó que el tribunal condena a la nueva adjudicataria "a subrogar en todos sus derechos" a los trabajadores y lamentó que el Ayuntamiento elaborara un decreto "que no tenía en cuenta" el "destino" de los empleados.

"Desde el 6 de septiembre hasta hoy han estado sin cobrar sus prestaciones por desempleo y sin trabajar", ha recordado Casal, que calificó de "ejemplo para la clase obrera" la decisión de la Justicia, que insistió, "nos dice que teníamos la razón". Ahora FCC dispone de cinco días, plazo que termina el próximo día 7 de enero, para comunicar la readmisión o el pago de indemnizaciones.

En caso de que FCC opte por la segunda opción, la compañía tendrá que pagar a cada uno de los 22 trabajadores "entre 12.000 y 15.000 euros" más los salarios de tramitación, lo que supone un pago total "de alrededor de 300.000 euros". Casal indicó que la sentencia es recurrible, aunque precisó que el texto de la misma "no deja zonas grises" ni "ángulo" que den cabida a la interposición de recurso alguno.

''Arrogancia municipal''

El viceportavoz del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Felipe Afonso, ha mostrado su "satisfacción" porque la justicia haya dado la razón a los 22 trabajadores de Clusa, a los que, dijo, el consistorio dejó en un "limbo legal" tras su decisión de elaborar un decreto de retirada del servicio de recogidas de plásticos y envases.

"Han ganado, como era de justicia y previsible", afirmó Afonso, que criticó la "arrogancia y prepotencia" del grupo de gobierno (PSOE) así como de la concejala de Medio Ambiente y Limpieza, Inmaculada Medina, lo que "costará dinero" a las arcas municipales.

Ante esta situación, el viceportavoz popular advirtió de que Medina "tendrá que dar cuentas" y recordó que no es la primera vez que el Ayuntamiento se enfrenta a una situación parecida, después de que tuviera que readmitir a los empleados de la Zona Azul de la capital grancanaria hace algunos meses. Por ello pidió "más humildad y sensibilidad" al grupo de gobierno y lamentó "la afición reiterada del PSOE a mandar a la gente al paro".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha