eldiario.es

Menú

El yacimiento de Llano del Sombrero recoge vestigios de la forma de vida de Fuerteventura desde la época aborigen

MADRID

El yacimiento está ubicado en un lugar cercano al mar, de manera que sus habitantes pudieran aprovecharse de los productos marinos para su dieta

- PUBLICIDAD -

El yacimiento está ubicado en un lugar cercano al mar, de manera que sus habitantes pudieran aprovecharse de los productos marinos para su dieta

PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 5 (EUROPA PRESS)

El yacimiento de Llano del Sombrero, situado en Betancuria, podría convertirse en una las áreas arqueológicas más importantes de Fuerteventura de confirmarse las primeras teorías y estudios previos, que apuntan a un uso continuado de la zona desde la época aborigen a la actualidad, siempre con la ganadería como constante, y que lo asocia además a los primeros pobladores europeos y lo relaciona con el que probablemente haya sido además la primera vía de comunicación de los conquistadores normandos del siglo XV con el interior de la isla.

La arqueóloga que dirige el proyecto de excavaciones, Rosa López, explicó que están tratando de confirmar teorías e hipótesis previas, pero a priori se trata de un área muy interesante por su emplazamiento y por su uso continuado durante siglos, ya que actualmente incluso son utilizadas por los ganaderos en las apañadas. "Hay estructuras circulares en un número importante y algunas cuadrangulares que estudiaremos para tratar de confirmar o descarta la posibilidad de que incluso tuvieran fines funerarios. El número de estructuras y su distribución nos habla incluso de la posibilidad de que el área acogerá varios núcleos poblacionales", apuntó.

El yacimiento del Llano del Sombrero está ubicado en un lugar singular, por su cercanía al mar, de manera que sus habitantes pudieran aprovecharse de los productos marinos para su dieta; pero además a ambos lados cuenta con barrancos que proporcionaban agua potable, todo ello compatibilizado con la actividad ganadera, de la que quedan abundantes restos y estructuras, e incluso la posibilidad del complemento dietéticos con la recolección en los alrededores, ya que se trata de una zona de medianías abierta a Barlovento. Junto a ella discurre el camino de Betancuria, que probablemente fue la primera vía de comunicación utilizada por los conquistadores normandos, y está muy cerca además del límite del mancomún en el que permanecía suelto el ganado.

Desde el año 2008 se han llevado a cabo diversas actuaciones arqueológicas en diferentes yacimientos de Fuerteventura que han permitido ampliar la documentación arqueológica de los mismos. Estos trabajos incluyeron la realización de diez sondeos en distintos emplazamientos de la isla, dos de los cuales se llevaron a cabo en el yacimiento arqueológico 'Llano del sombrero' en 2009. A partir de ello se planteó esta segunda fase de ejecución en la que se llevará a cabo una intervención arqueológica tipo sondeo centrada únicamente en este yacimiento, con el fin de ahondar en una zona que puede aportar datos de interés acerca de la evolución histórica de este sector.

OBJETIVO

El principal objetivo es ampliar el conocimiento que se tiene en la actualidad del yacimiento, ya que constituye uno de los mejor conservados y menos conocidos de la isla. Debido a las características del entorno natural en el que se enclava, entre dos barrancos y muy cercano a la costa; y las características del propio yacimiento, sus dimensiones y la gran cantidad de material que se puede observar en superficie, pudo tratarse de un asentamiento prehispánico de gran entidad, utilizado luego por los primeros pobladores europeos.

En él se dan además unas cualidades muy favorables para abarcar dos líneas de investigación que se complementan entre sí. Por un lado, la reconstrucción diacrónica y periodización del yacimiento. Debido a la escasa reocupación de estas tierras, fruto de su uso casi exclusivo como tierras de pastoreo, permiten documentar con una alta fiabilidad una secuencia estratigráfica compuesta por sedimentos sin excesivas alteraciones posteriores.

Por otro lado, las características arquitectónicas que conforman el Llano del Sombrero favorecen la realización de estudios a nivel macro y microespaciales. Las estructuras además de ser numerosas presentan muy buen estado de conservación, con lo que es posible analizar la distribución y la relación entre las estancias dentro del área que abarca el yacimiento, así como la organización microespacial de las unidades espaciales de diferentes usos.

Por todo ello, se considera que el interés científico queda más que justificado, siendo un yacimiento que sin duda favorece la posibilidad de realizar una secuencia cronocultural y acrecentar el conocimiento sobre el poblamiento prehispánico de este sector de la isla. Para ello, se plantea la realización de una intervención arqueológica consistente en tres sondeos excavados manualmente que nos permitirán documentar diferentes puntos del yacimiento.

DESCRIPCIÓN DEL YACIMIENTO.

El yacimiento arqueológico Llano del Sombrero es conocido desde antiguo a través de numerosos autores. No obstante, el yacimiento no es catalogado administrativamente hasta que no se realiza el Inventario de yacimientos arqueológicos de Fuerteventura, concluido en el año 1994. En él fue recogida toda la información del yacimiento, que con posterioridad se actualizó en la Carta Arqueológica Insular de Fuerteventura llevado a cabo en el Término de Betancuria durante el año 2007.

El yacimiento de Llano del Sombrero se extiende prácticamente en llano en toda la zona denominada Llano del Sombrero. Está formado por más de treinta estructuras en su mayoría de planta circular de diferente tamaño, ya que los diámetros oscilan entre 10 y 40. En un área de dos kilómetros de longitud por uno de ancho.

A pesar de que la zona en la que parece existir un mayor volumen de restos y materiales en superficie también es el sector más remodelado y reutilizado ya que en la actualidad los ganaderos aún siguen utilizando algunas de estas gambuesas.

La intervención se centrará en el sector noreste del yacimiento, que se cree mantiene su riqueza arqueológica y presenta menos remodelaciones posteriores. En el sector objeto de estudio se puede encontrar un corral de mayores dimensiones, al que se le adosan otros menores y algunos espacios de planta circular que por la densidad de material pudieron presentar una funcionalidad habitacional.

Las estructuras murarías se encuentran en buen estado de conservación, superando en muchos casos el metro de alzado y en superficie se documenta abundante material constructivo fruto del derrumbe de los propios muros y posibles techos. Asimismo, en superficie aún se observan abundantes restos materiales tanto de cerámica aborigen como de malacofauna y lítico que necesita de un estudio en profundidad.

USO FUNERARIO

Esta zona pudo adquirir en origen un uso distinto al edificio anterior que quizá pudieran corresponder a un uso funerario. Por ello, se plantea sumamente interesante la realización de este último sondeo. El objeto de su realización es, por tanto, comprobar o desestimar la existencia de enterramientos en esta zona, aspecto más que interesante si tenemos en cuenta el gran desconocimiento que sobre este tema se tiene por el momento en la isla.

Su excavación se realizará manualmente mediante niveles estratigráficos caracterizados según composición, materiales asociados, etcétera. que permitan reconstruir la secuencia de ocupación de este sector. La profundidad que alcanzarán los sondeos será la necesaria hasta agotar la secuencia arqueológica, es decir, hasta nivel geológico y, por tanto, la inexistencia de niveles antrópicos.

De cada uno de ellos, se recogerán todos aquellos restos materiales asociados a dichos estratos que nos permitan definir su uso y cronología y una vez finalizada la documentación completa de los sondeos se procederá a la protección cautelar del registro detectado mediante los medios que se estimen oportunos en cada sondeo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha