eldiario.es

Menú

¿Cuál es el futuro de la moda?

La moda, un escenario que cambia de forma constante, dependiendo de diseñadores y consumidores. En un siglo de historia, la vestimenta ha dejado de ser tan ‘formal’ para pasar a un estilo con mayor personalidad

La moda ha experimentado su mayor transformación en los últimos 100 años, un hecho que se puede apreciar mejor en la vestimenta femenina que en la masculina

Cada vez son más diseñadores los que optan por dar una segunda vida a multitud de objetos y materiales

En los últimos años, la moda ecológica ha llegado a las pasarelas, con diversos tipos de materiales que se adaptan perfectamente al cuerpo

Un sinfín de cadenas chinas están transformando la industria de la moda en España

- PUBLICIDAD -
Escaparate con detalles metalizados y refracciones tornasol.

Escaparate con detalles metalizados y refracciones tornasol. Canarias Ahora

Vivimos en un constante cambio y una prueba clara de ello es la transformación que se ha producido en el mundo de la moda. En un siglo de historia, la vestimenta ha dejado de ser tan ‘formal’ para pasar a un estilo con mayor personalidad. La moda ha sido el reflejo de la cultura, las tradiciones y el estilo de cada época. Nada tiene que ver los años 70 que se caracterizaron por una moda hippie, que comenzaba alejarse de los estereotipos, con los 80 donde predominaban los brillos. De todo esto, llegamos a los vaqueros y cazadoras actuales. La ropa no sólo es la prenda que decidimos ponernos para un momento u otro, ya que también transmite un mensaje, al igual que el maquillaje. A través de la moda, no sólo se puede saber el gusto de una persona, sino el cannon de belleza fijado en cada sociedad.

La moda ha experimentado su mayor transformación en los últimos 100 años, un hecho que se puede apreciar mejor en la vestimenta femenina que en la masculina, pues ha sido un fenómeno que siempre ha estado marcado por el contexto social del momento.

Sin duda alguna, la forma de vestir es una parte importante de la sociedad en la que vivimos y que a su vez aporta determinada información sobre una persona. Por lo general, siempre se ha vinculado con el status o la clase social, pero actualmente, también con el grupo social.

Evolución en la moda

El concepto de moda, tal y como lo conocemos hoy en día surgió durante el Renacimiento, pues aparecieron los profesionales dedicados a la costura y al diseño de trajes originales, con colores alegres y telas caídas. De hecho, los famosos y tan utilizados corsés surgieron en este periodo, debido a que la intención era ceñir la cintura y realzar la figura. Con la llegada del siglo XIX, se puede hablar de un verdadero cambio en cuanto a la moda femenina se refiere, debido a que se pasó del cuello alto, a los escotes con forma de ‘v’ y a las faldas que dejaban al descubierto los tobillos, algo totalmente atípico y llamativo para la época. Sin embargo, la metamorfosis llegó en el siglo XX, momento en el que adquirió importancia la moda práctica y utilitaria, apareciendo las minifaldas y la ropa unisex, lo que supuso la utilización de pantalones en las mujeres. También, en este periodo apareció la  fabricación de la ropa por tallas, lo que llevó a que la moda estuviera al alcance de cualquiera. Por tanto, la forma en la que se percibía la clase social de una persona era función del tipo de tela con la que vestía.

¿Está realmente toda la moda ya inventada? Para muchos, el siglo XXI se enfrenta a este dilema, por lo que la solución se encuentra en ‘actualizar’ la moda de los siglos pasados, incluyendo nuevos elementos, así como ropa de otras culturas. Para la periodista de moda y directora de CMC- Moda y Comunicación, Estefanía Morales, “la moda, desde el punto de vista del diseño se está reinventando, mientras que desde el ámbito de la comunicación, tiene como reto volver a posicionarse en la mente del consumidor como un producto de calidad, por el que vale la pena pagar”.

Escaparate de complementos

Escaparate de complementos Canarias Ahora

¿Nuevo paradigma?

“La moda se enfrenta a un nuevo paradigma. De Londres a Nueva York, uno de los temas más relevantes en las pasadas semanas de la moda fue la vigencia de los desfiles tradicionales. Las nuevas formas de comunicación y las ventas online, así como la latente competencia con las empresas de ‘Fast Fashion’, han llevado a los diseñadores a tomar decisiones que pueden cambiar lo que hasta ahora conocíamos como el principal método de comunicación de una marca, los desfiles de moda”, señaló Morales.

Si resulta complicado predecir el futuro, más aún lo es en la moda. Un escenario que cambia de forma constante, dependiendo de diseñadores y consumidores. Lo llamativo de todo esto, es que cuanto más avanzamos en el tiempo, mayor presencia de diseños basados en décadas pasadas encontramos. “Para crear moda hay que mezclar conocimientos de arte, historia y  fotografía, entre otras materias, porque sin arte no habría moda, de hecho, la moda es una forma de expresar el arte”, apuntó la directora de CMC, quién también añadió que la falta de conocimiento unida a la idolatría a determinados iconos musicales o bloguers, hacen que se pierda la esencia de la moda, al limitarse a copiar la personalidad de otros.

Moda y reciclaje

Cada vez son más diseñadores los que optan por dar una segunda vida a multitud de objetos y materiales, así como por el cuidado del medio. No se trata de una nueva tendencia, pues desde hace algunos años ya, se realizan piezas a partir de elementos usados previamente. Desde botellas de plástico hasta cápsulas de café, todo vale para dar lugar a originales camisetas, carteras o collares. Son muchas las marcas que se han sumado a esta iniciativa con el fin de mejorar su imagen, reducir la contaminación y diferenciarse de la competencia.

Estamos en un momento en el que la moda debe responder a un consumidor cada vez más exigente, no sólo en la calidad de las prendas, sino en el respeto por el medio ambiente. Así es que, tanto grandes firmas, como conocidas marcas ‘low cost’ se han unido a  esta moda ‘green’ que intenta aprovechar todo lo que va directamente a la basura. Una cultura verde repleta de imaginación que cuenta cada día con un mayor número de seguidores, principalmente, al prescindir de telas con químicos o fertilizantes y hacer uso de materiales orgánicos.

En los últimos años, la moda ecológica ha llegado a las pasarelas con diversos tipos de materiales que se adaptan perfectamente al cuerpo. El sector que siempre se ha percibido como superficial y alejado de los problemas de la sociedad, ha demostrado ampliar su visión a una moda comprometida con la naturaleza.  Las nuevas técnicas de fabricación han permitido realizar diseños atractivos para todo tipo de tallas y gracias a los materiales provenientes de objetos ya usados se obtienen determinadas fibras como el poliéster.

Escaparates y diseños de Dolce & Gabbana.

Escaparates y diseños de Dolce & Gabbana. Canarias Ahora

El 'boom' de la moda 'low cost'

Durante muchos años, diversas cadenas de ropa española se consideraron como ‘low cost’, asequible a cualquier bolsillo. Sin embargo, con la llegada de nuevas marcas, el panorama ha cambiado por completo. Ahora todo se basa en estrategias cada vez más agresivas, para competir así en precios y ganar nuevos consumidores.

El universo de la moda a bajo precio crece a pasos agigantados. Ello se debe a que los consumidores se adaptan al mundo de las ofertas, a comparar un mismo producto en distintos establecimientos y a no ser que sea un artículo muy necesario, se esperan a la temporada de las rebajas. Del mismo modo, el sector de la moda ha experimentado un giro de 380º con la llegada de las tiendas on-line y el mundo de los blogs, donde los consumidores se informan de las últimas tendencias y  los mejores descuentos.

Las marcas de moda china

Un sinfín de cadenas chinas están transformando la industria de la moda en España. A pesar de los prejuicios que aún existen en el país sobre la ropa de dicho lugar, la realidad es que estas tiendas ‘low cost’ han llegado para quedarse. La crisis también ha generado cambios en el mundo de la moda, pues las marcas más conocidas han tenido que ofrecer nuevos formatos, no sólo para dar salida a los stocks,  sino para responder a la demanda de los compradores que cada vez buscan precios más bajos. Está claro que los consumidores no quieren renunciar a la moda y es ahí donde ha sabido actuar la moda asiática. Madrid ha sido uno de los primero puntos de entrada en el mercado, extendiéndose poco a poco por el resto de ciudades españolas, llegando en algunos casos a tener sus propias tiendas on-line. ¿Hasta qué punto pueden suponer una amenaza para el resto de marcas que actualmente trabajan en España? Está por ver.

De lo que no cabe duda es que los consumidores españoles han olvidado esa imagen negativa hacia el `Made in China’, dejando atrás viejos prejuicios, para adentrarse en tiendas de ropa económica, que a su vez ofrecen una bonita decoración, una música agradable y multitud de elementos visuales que atraen. Asimismo, todo ello se ve favorecido por la percepción de los consumidores que apenas notan diferencia entre la calidad de mencionada ropa y la de las grandes distribuidoras de moda.

Así es que, no sólo han logrado crear una nueva imagen de marca, sino que se han posicionado en las  mejores calles y lugares de las principales ciudades españolas. Del mismo modo, han roto con otra costumbre, pues para su expansión no sólo han contratado personal de origen chino, sino de cualquier procedencia. Un hecho que ha ayudado a crear esa nueva imagen y que los consumidores no establezcan una vinculación determinada, pero sin duda alguna el triunfo de la moda asiática se ha basado en ofrecer las últimas tendencias en moda a precios muy bajos. Finalmente, otro factor que ha beneficiado a estas nuevas tiendas es que las bloggers de moda más importantes del país hagan referencia a este tipo de ropa, lo que ha provocado no sólo un  mayor número de ventas, sino un reconocimiento como marca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha