eldiario.es

Menú

Adán Martín insiste en la necesidad de una política común de inmigración

COMO ÚNICA FORMA DE ASEGURAR LA PERMANENCIA DEL FRONTEX

- PUBLICIDAD -

El presidente en funciones del Gobierno canario, Adán Martín, se mostró este martes convencido de que el Frontex será permanente sólo cuando exista una política común de inmigración y fronteras.

Martín aludió así a las declaraciones que realizó este lunes en Bruselas el director adjunto de la agencia de control de fronteras de la UE (Frontex), Gil Arias, quien advirtió de que mantener de forma permanente una misión como la que hay ahora en las Islas Canarias no es factible técnica ni presupuestariamente.

Adán Martín espera que el dispositivo de Frontex para el control de la inmigración irregular frente a las costas canarias sea permanente, algo que se conseguirá con el compromiso del próximo Consejo Europeo de hacer de la política de inmigración y fronteras "una verdadera política común".

Martín insistió en la necesidad de la permanencia de Frontex, algo que Canarias tiene garantizado, pero aún no asegurado, desde el pasado mes de mayo. "Es necesario el paraguas de Frontex, es necesario que España ponga los medios necesarios bajo ese paraguas para darle seguridad a la zona y sobre todo para salvar vidas, y sobre todo es necesario que se cree una política común para de inmigración y fronteras", dijo el presidente.

"Frontex será permanente, pero hoy no puede serlo porque aún no tiene los medios adecuados", recordó Martín. Por ello, Adán Martín abogó por esperar al próximo 21 de junio, donde el Consejo Europeo avanzará en las políticas comunes, en lo que llevará a una solución. "La inmigración tiene que pasar a ser una política común", insistió Martín, que recordó que ésta ya lo era en la Constitución Europea y veremos si lo estará en el próximo tratado.

Martín hizo estas declaraciones en una rueda de prensa que ofreció junto a Firmino Mucabele, el secretario general de la Nepad (Nueva Alianza para el desarrollo de África), una organización formada por países africanos para enfocar las vías de desarrollo para el continente africano y que se ha convertido en el enlace de los países africanos con organizaciones como el G-8. En el campo de la inmigración, Mucabele dejó claro que "la única solución permanente para frenar la inmigración hacia los países europeos es el generar desarrollo y reducir la pobreza en origen".

Al entender de Mucabele, los flujos migratorios sólo se frenarán prestando a África la ayuda necesaria primero para el establecimiento de condiciones objetivas para el desarrollo (paz, en primer lugar, seguridad y buen gobierno), además de colaboración en formación para la mejora de la capacidad productiva en la agricultura y la minería, aspectos en los que el continente tiene capacidad de producción todo el año y que debe mejorar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha