eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Arucas tendrá que indemnizar a una periodista

SUFRIÓ DAÑOS MORALES ORDENADOS POR EL EX ALCALDE JOSÉ MARÍA PONCE

La profesional, contratada por el PSOE para el gabinete de prensa, fue despedida al llegar el PP; el despido se declaró nulo, fue readmitida y vejada.

- PUBLICIDAD -

Pagarán los ciudadanos de Arucas. La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha ratificado una sentencia de instancia por la que se condena al Ayuntamiento de esa ciudad grancanaria a indemnizar a la periodista Olivia González con la cantidad de 3.000 euros más intereses por el trato vejatorio que sufrió tras tener que ser reamitida al declararse nulo su despido en 2008. La sentencia admite recurso de casación ante el Supremo.

José María Ponce, ex alcalde de Arucas.

José María Ponce, ex alcalde de Arucas.

La periodista había sido contratada para cubrir una plaza de jefa de prensa del Ayuntamiento de Arucas en 2004, siendo alcalde de la ciudad Ángel Víctor Torres, del PSOE, que ha vuelto a ocupar ese puesto precisamente tras las elecciones de mayo de 2011. Al ser relevado en 2007 por José María Ponce Anguita, del PP, la periodista fue despedida de manera que la justicia consideró nula, por lo que tuvo que ser readmitida en febrero de 2008. El Ayuntamiento le tuvo que abonar los salarios de tramitación.

Fue en ese momento cuando empezaron las vejaciones que provocaron otra demanda de la profesional, defendida por el letrado Joaquín Sagaseta. La demanda se basaba en el trato vejatorio sufrido por Olivia González al reincorporarse a su plaza de periodista: el grupo de gobierno, por orden del alcalde, la colocó primero en un despacho provisto exclusivamente de una mesa y una silla, "sin ordenador, sin teléfono y sin ocupación efectiva", según resalta la sentencia.

Pero no satisfecho con ese destino, el grupo de gobierno del PP en Arucas decidió que la humillación debía ser más palpable, así que en los días previos a volverla a despedir, esta vez por el más legal procedimiento de amortizar su plaza de técnico superior, la colocó en un pasillo de las oficinas municipales sin más compañía que una silla y una mesa.

El alcalde que ordenó ese trato a la periodista, José María Ponce, ha sido recientemente fichado por el Cabildo de Gran Canaria, donde gobierna su partido, como "coordinador de mayores y discapacitados", al perder sus emolumentos como concejal de gobierno y como diputado nacional, plaza que ocupó en la anterior legislatura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha