eldiario.es

Menú

'Bocinegro Downhome': blues sin trucos

Todo empezó hace tres años, con la voz de la napolitana Inma Costanzo y la guitarra del barcelonés David Llop, dos músicos majoreros de adopción que formaron una banda de blues con amigos

- PUBLICIDAD -
'Bocinegro Downhome'. (CARLOS DE SAÁ)

'Bocinegro Downhome'. (CARLOS DE SAÁ)

Todo empezó hace tres años, con la voz de la napolitana Inma Costanzo y la guitarra del barcelonés David Llop, dos músicos majoreros de adopción que formaron una banda de blues con amigos, sin más plan que ir viviendo en gerundio. Tocaron en la última edición del Womad Fuerteventura y están confirmados en el cartel del Festival de Blues de Kentucky (Estados Unidos).

“En mi casa poca música había, yo empecé a tocar la armónica a los 15 años, con uno de mis mejores amigos. Él sí le daba al blues desde que era un enano. Siempre hay alguien que te mete el gusanillo”, cuenta el guitarrista David Llope. Entre los discos que le prestaron, hubo uno que le marcó: el directo At sugar hill (1961) del dúo Sonny Terry & Brownie Mcghee, “un par de amigos que estuvieron tocando, cogiendo trenes y malviviendo durante 50 años”.

David lleva toda su vida trabajando como músico. ¿Por qué le conquistó el blues de los años 30? “Era gente que tocaba porque no tenía otra cosa que hacer, gente que no tenía nada que perder. El blues era su forma de sentirse libres, de expresarse y sentirse vivos. Y eso se nota. Es una música muy emotiva, de raíz”, explica . Un carpe diem, una vía de escape, un contar penas y alegrías. “No soñaban con tener éxito, sólo querían una habitación y algo de cenar esa noche”. Es lo que tiene el blues. “Esa sensación de que no hay nada más que lo que estamos tocando. Eso es lo que más me gusta”, dice el guitarrista. “Pasa también en muchas músicas de raíz, la africana, la latinoamericana, es música que la gente siente y toca por necesidad”.

Raúl González y Jordi Benito se sumaron al proyecto con la percusión y la guitarra rítmica. Empezaron a tocar en el Canela de Lajares y en varios locales de Fuerteventura que sostienen el circuito musical de música en directo. Empezaron a ensayar en la finca Rosa Negra, una cabaña de madera que les brinda un sonido orgánico, rústico, “natural”. Así grabaron el auto producido Bocinegro folk blues, un primer trabajo de presentación con versiones de clásicos ( Shake Your Money Maker, Why don´t you do right, etc).

Puede leer el reportaje completo en Diario de Fuerteventura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha