eldiario.es

Menú

CEAR cree que la reacción canaria a los cayucos ha sido ''muy negativa''

AL HABLAR DE ''AVALANCHA'' E ''INVASIÓN''

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Ignacio Díaz, aseguró este lunes que ha sido "tremendamente negativa" la reacción que se ha producido en Canarias ante la llegada de unos 30.000 inmigrantes a bordo de cayucos durante este año.

De este modo se pronunció Ignacio Díaz durante la inauguración de una jornada de análisis de los procesos migratorios, y añadió que sus palabras no son un reproche sino una reflexión sobre el comportamiento ante la llegada de inmigrantes.

Ignacio Díaz indicó que tras las reacciones que se han producido en Canarias resultó "desolador" ver que se "venía abajo" el trabajo de integración realizado durante años, y agregó que esos cambios han hecho que se mire con desconfianza a personas negras que desde hace treinta años viven en Sevilla.

El discurso sobre la llegada de inmigrantes a bordo de cayucos ha sido "extraordinariamente negativo" al hablar de avalanchas y de invasión, insistió el presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

La responsabilidad de ese cambio la achacó Ignacio Díaz en parte a la falta de coordinación de las administraciones, que, en su opinión, han dado un "espectáculo poco edificante".

El presidente de CEAR reiteró que ha sido negativo utilizar la inmigración para el enfrentamiento político porque se ha puesto en riesgo la convivencia en una cuestión que afecta a unos tres millones de personas que viven en España procedentes de otros países.

También se refirió a la situación de los menores no acompañados, y al respecto señaló que "han sido y son objeto del mismo reproche" por cuanto opinó que ha sido utilizado políticamente el reparto entre las comunidades autónomas.

Por ello, Ignacio Díaz pidió un esfuerzo para que las dificultades que se presenta con la inmigración sean trasladadas a la sociedad de otro modo, por lo que insistió en reclamar un cambio en los mensajes y que los problemas se resuelvan de forma interna y no en los medios de comunicación.

El presidente de CEAR consideró además que en ocasiones la sociedad civil tiene que hacer propuestas constructivas, y solicitó que en Canarias se recupere la tradición de comprensión y solidaridad.

Ignacio Díaz pidió un minuto de silencio por las muertes de inmigrantes cuando trataban de llegar a Canarias a bordo de cayucos y que la sociedad se organice porque de lo contrario "poco se podrá hacer por el respeto de los derechos humanos".

La consejera de Asuntos Sociales del Cabildo de Tenerife, Cristina Valido, no deseó que la imagen de Canarias sea de falta de solidaridad, y reconoció que en ocasiones los políticos tienen en ocasiones un discurso "demasiado agrio y peligroso".

Pero Cristina Valido insistió en que Canarias es una tierra solidaria y fruto del mestizaje, para a continuación asegurar que durante la llamada crisis de los cayucos la preocupación era por la condiciones infrahumanas en las que llegaban los inmigrantes.

La consejera de Asuntos Sociales del Cabildo de Tenerife dijo que los canarios reaccionaron sobre todo por la tragedia que suponía para los inmigrantes, y reconoció que con los que están en centros de las islas "prácticamente no hay problemas".

Cristina Valido también reconoció que en algunas momentos y desde el punto de vista político "se ha hecho muy mal uso de la situación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha