eldiario.es

Menú

Cayó por el barranco porque se despertó medio ''zumbado y resbaló''

DECLARA EL ACUSADO DE INTENTAR MATAR A UN DROGADICTO EN LAS CUEVAS DE MATA

- PUBLICIDAD -

El joven acusado de intentar matar a un drogadicto de 39 años que vivía en las cuevas de Mata de la capital grancanaria en 2007 aseguró este martes ante la Audiencia de Las Palmas que éste cayó por el barranco porque se despertó medio "zumbado", comenzó a correr y resbaló por un terraplén.

El acusado, Jonathan Betancor, de 28 años, conocido por El Jaca y para quien su abogado pide la absolución, se enfrenta a una pena de 8 años de prisión por un delito de tentativa de homicidio contra Antonio Peña, quien a causa de las heridas sufridas permanece en una silla de ruedas desde el día de los hechos, el 10 de febrero del pasado año.

Betancor negó durante la vista haber mantenido discusión o pelea alguna por asuntos de droga con la víctima, quien, sin embargo, aseguró ante el tribunal que El Jaca le "tiró al vacío" y desde entonces ya no ha vuelto a sentir más las piernas.

El acusado afirmó al tribunal que ese día le habían rallado su coche y que fue en busca de El Palillo por si sabía algo de lo sucedido e insistió en que en ningún momento le pegó y que al ver que cayó por el terraplén avisó al 112 para que le auxiliaran.

Añadió que días después fue a visitarle al Hospital Insular y que le llevó "zumos y galletas".

La víctima, conocido por El Palillo, manifestó que a causa de las heridas sufridas estuvo un año ingresado en el hospital y que la secuelas que sufre son irreversibles pues quedó parapléjico, por lo que el fiscal solicitó este martes una indemnización de 600.000 euros, además de 5.000 euros por el tiempo que duró su ingreso.

"El Palillo" manifestó al tribunal que la policía quería implicar en el asunto a uno de los testigos y amigo del acusado, Jordan Quintana, quien está imputado en el crimen de un hombre que murió apuñalado en la calle Primero de Mayo de la capital grancanaria el pasado mes de febrero y está en prisión provisional por esa causa.

Quintana, que declaró esposado ante el tribunal, manifestó que presenció la pelea pero no vio si el acusado empujó a El Palillo.

Éste sostuvo que cuando El Jaca le fue a ver al hospital le dijo que había sido él quien le había empujado y que lo sentía, por lo que dijo que quien debe cargar con la culpa es "quien lo hizo".

El fiscal Antonio Hernández añadió en su escrito de acusación que la neumotórax que sufrió la víctima a consecuencia de la caída le hubiera causado la muerte si no hubiera recibido asistencia médica.

Hernández apuntó también que El Jaca tenía intención de matar al Palillo" y que su versión no se sostiene por las "abundantes pruebas" y los testigos, pues todos aseguran que hubo una pelea, que la víctima estaba indefensa e incluso le dijeron que le dejara "en paz".

El fiscal sostiene que El Palillo cayó desde una altura de 10 metros al suelo después de que el acusado le diera una patada en la espalda, así mismo en su escrito solicitó el sobreseimiento de las diligencias contra Quintana por no estar acreditada su participación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha