eldiario.es

Menú

Todo el personal del Centro Municipal de la Mujer de Santa Cruz, de baja por depresión

DESDE HACE MÁS DE UN MES

El Ayuntamiento no ha informado de los servicios alternativos para víctimas de violencia de género.

- PUBLICIDAD -

El Centro Municipal de la Mujer de Santa Cruz de Tenerife no está cerrado, pero como si lo estuviera, ya que las tres funcionarias que prestan en él sus servicios para políticas de igualdad y contra la violencia de género están de baja médica por depresión desde hace más de un mes.

Aunque oficialmente el centro sigue abierto, lo cierto es que sus puertas están cerradas y únicamente trabajan allí una vigilante de seguridad y el servicio de limpieza. Las mujeres que necesitan ser atendidas por alguna técnico social reciben una papelito con dos números de teléfono de los servicios sociosanitarios de Eulen, en concreto, del Servicio Especializado en Prevención e Intervención Psicosocial para Mujeres Víctimas de la Violencia de Género (637 419 720 y 922 299 080), que la concejalía responsable, la de Servicios Sociales, no ha dado a conocer públicamente.

Las tres empleadas que están de baja son la funcionaria que ha denunciado ser víctima de mobbing, por lo que hay siete personas imputadas, entre ella, la ex concejal del área de Mujer y actual concejal de Viviendas, Ángela Mena; la interina que asumió parte de las funciones de la trabajadora acosada, y otra empleada, con funciones adscritas por Mena, que también asumió las funciones de la denunciante.

El Palacete Coviella, edificio en el que se ubica el Centro Municipal de la Mujer, ya fue noticia hace unas semanas cuando los delegados de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento descubrieron que toda la zona sur del edificio había tenido que ser apuntalada, al parecer, por filtraciones de aguas.

El concejal de Obras Públicas e Infraestructuras del Ayuntamiento, Dámaso Arteaga (CC), afirmó que las filtraciones se debían a la construcción de unos aseos, como obras de mejora, en 2010, que junto con la creación de un rectángulo acristalado en el exterior, costaron 242.000 euros.

La concejalía de Servicios Sociales, de la que es responsable el edil de CC, José Manuel Arocha, informó a CANARIAS AHORA, que los servicios se seguían prestando "con normalidad" y que el Centro Municipal de la Mujer no estaba cerrado, "pese a las circunstancias actuales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha