eldiario.es

Menú

Denuncian por "estafa piramidal" a una comunidad de aguas del sur Tenerife

LAS PARTICIPACIONES PODRÍAN ESTAR QUINTUPLICADAS EN ALGUNOS CASOS

- PUBLICIDAD -

Vecinos del municipio tinerfeño San Miguel y de Santa Cruz de Tenerife han denunciado ante el Juzgado Número 4 de Instrucción de Granadilla y en la Guardia Civil a la Comunidad de Explotación de Aguas La Sorpresa, en Arico, por presunta "estafa piramidal", según explicaron este viernes los afectados.

Al parecer, este año comprobaron que las acciones o participaciones de agua adquiridas a esa comunidad estaban duplicadas, triplicadas y, en ocasiones, quintuplicadas, a nombre de varias personas.

El secretario y el presidente de esta comunidad han sido denunciados y el caso está en proceso de instrucción.

Los denunciados supuestamente vendían participaciones repetidas, obteniendo con ellas un precio que en parte se embolsaba la propia comunidad, y en la otra se abonaba a los afectados en función de los supuestos rendimientos de la galería.

Los afectados se percatan de la situación y dejan de comprar. Al pedir liquidación se dan cuenta de que la Comunidad no puede afrontar los pagos, que se sacaban de las nuevas adquisiciones supuestamente duplicadas.

En tres denuncias, producidas en junio, julio y la última en noviembre de este año, a las que se ha tenido acceso, se explica el aparente "eficaz" rendimiento de las participaciones y la "eficiente gestión" del secretario.

Esto motivó a que se adquiriesen nuevas compras, e incluso que se comentara el "negocio" con amigos y conocidos, quienes se animaron a participar.

De las 1.460 participaciones hay más de 300 que presentan las mismas características fraudulentas, afirman los denunciantes.

Según la Ley, estos hechos podrían ser constitutivos de un delito de estafa y, por ello, los denunciantes reclaman la devolución de las cantidades abonadas y una indemnización sobre los daños y perjuicios causados.

Existen discrepancias sobre los contratos de arrendamiento, que en algunos de los casos se realizaban verbalmente, según uno de los denunciantes.

Algunos denunciantes compraban participaciones en La Sorpresa desde 1974, pero fue este mismo año cuando sospecharon de que algo no iba bien.

No hubiese ocurrido nada si cada participación estuviese asociada a un titular, como en otras ocasiones, que cobra por el número de acciones adquiridas.

Cada una de las participaciones equivalía a 15 pipas de agua al precio unos 0,28 euros la pipa.

Con ocho participaciones al mes los beneficios eran de 33,90 euros y los denunciantes, como norma general, adquirían de dos en dos o de cuatro en cuatro participaciones.

Hay afectados que tienen hasta 116 participaciones y reclaman su dinero.

Cuando se le solicitó declaración al secretario de La Sorpresa, de 95 años de edad, éste se encontró indispuesto.

Aún faltan por declarar testigos que se han unido a las denuncias.

El Ayuntamiento de Arico ha adquirido varias participaciones en esta comunidad, dijo el alcalde, Eladio Morales, quien advirtió que "una vez nos cortaron el agua y nos deben 4.600 pipas entre ésta y la comunidad Chajaña".

A Morales no le "extraña" la situación y cree que las comunidades de aguas "en un gran porcentaje tienen irregularidades".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha