eldiario.es

Menú

Desarticulada una trama de regulaciones de ciudadanos cubanos

48 DETENIDOS EN GRAN CANARIA

Los organizadores, una pareja caribeña, cobraban 6.000 euros por un paquete que incluía matrimonio, adquisición de la nacionalidad y divorcio.

- PUBLICIDAD -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gran Canaria a 48 personas implicadas en una trama de regularizaciones masivas de ciudadanos cubanos. Una abogada y su pareja, naturales de Cuba y residentes en Gran Canaria, falsificaban certificados de matrimonio y concertaban bodas de conveniencia para tramitar reagrupaciones familiares y para obtener nacionalizaciones. Cobraban 6.000 euros por un paquete que incluía un matrimonio, una agrupación, la adquisición de la nacionalidad española y un divorcio de mutuo acuerdo. El objetivo de la mayoría de los regularizados era llegar a EEUU vía México, utilizando la documentación adquirida en España.

En 2010, los investigadores detectaron una importante actividad por parte de una abogada, natural de cuba, especializada en la tramitación de reagrupaciones familiares y de nacionalizaciones de ciudadanos de su país de origen. Durante la investigación los agentes comprobaron que esta letrada y su pareja, un hombre nacionalizado español cubano de nacimiento, estaban concertando matrimonios de conveniencia para introducir ilegalmente en España a ciudadanos cubanos o bien para regularizar a residentes ilegales en nuestro país de esta misma nacionalidad.

Para comprobar la veracidad de estas informaciones se realizó un estudio pormenorizado de posibles enlaces matrimoniales fraudulentos inscritos en los registros civiles de Gran Canaria. Observando la documentación aportada para acreditar estas bodas, se comprobó que la mayoría de los matrimonios celebrados en la Isla y tramitados por esta abogada, presentaban claras irregularidades.

A partir de esta información, los agentes centraron su investigación en las actividades de esta letrada y de su entorno. Comprobaron que esta mujer y su pareja ofrecían a ciudadanos cubanos que residían de forma irregular en España, la posibilidad de regular su situación. También establecían contactos en Cuba con personas interesadas en viajar a nuestro país en calidad de reagrupados. Los dos métodos utilizados eran vía matrimonio de conveniencia, por el que cobraban 6.000 euros, o bien falsificando certificados matrimoniales que permitieran tramitar un permiso de residencia por reagrupación familiar.

Matrimonios encadenados

Al revisar los expedientes de reagrupación tramitados por la abogada investigada, los agentes comprobaron que familias enteras de Cuba eran introducidas en Gran Canaria a través de distintos matrimonios "encadenados". Además, se observó que todos estas bodas eran de residentes en la localidad de Vecindario (Gran Canaria). Los propios reagrupados de forma irregular participaban, una vez divorciados de mutuo acuerdo, en nuevos enlaces para regularizar a compatriotas. De esta manera favorecían la inmigración irregular de otros compatriotas y recuperaban al mismo tiempo parte del dinero invertido en su regularización.

Los investigadores han analizado más de 100 expedientes fraudulentos y han investigado a 150 personas, procediendo hasta el momento a la detención de 48 personas (la mayoría de origen cubano). Gran parte del resto de implicados tenían como objetivo desplazarse en avión a México, utilizando la documentación obtenida en España, para posteriormente dirigirse por tierra a Miami (EEUU).

Todas estas irregularidades han provocado, en algunos casos, que hijos nacidos en España de ciudadanos reagrupados de forma irregular, tuvieran legalmente reconocido como padre o madre a un falso contrayente.

Esta pareja tenía otra fuente de ingresos ilícita al margen de las regularizaciones fraudulentas. Ofrecían a parejas reales tramitaciones "rápidas" de expedientes de matrimonio en Gran Canaria. Aseguraban tener contactos en cuba que les proporcionarían rápidamente la documentación requerida en España para tramitar los enlaces. En realidad les facilitaban documentos falsificados que en la mayoría de los casos eran detectados como tales y provocaban que los interesados fueran detenidos como presuntos autores de un delito de falsedad documental.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo I de la UCRIF de Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de las Palmas de Gran Canaria, con la colaboración de la Brigada Local de Extranjeros de la Comisaría de Maspalomas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha