eldiario.es

Menú

Detenidos, tras estafar a un turista, dos vendedores del bazar de Puerto Rico en el que agredieron a unos periodistas noruegos

Los empleados de la tienda Future Shop realizaron varios cargos con la tarjeta de crédito de un cliente sin su consentimiento que sumaron un total de 4.478 euros

- PUBLICIDAD -
Cuartel de la Guardia Civil en Motor Grande, Mogán

Cuartel de la Guardia Civil en Motor Grande, Mogán Alejandro Ramos

Agentes de la Guardia Civil detuvieron el pasado 23 de octubre a dos dependientes del bazar de productos electrónicos Future Shop, situado en el Centro Comercial Pasarela de Puerto Rico, en el municipio de Mogán, como presuntos autores de un delito de estafa cometido el pasado 28 de julio. Se trata de la misma tienda en la que fueron agredidos por los trabajadores dos periodistas noruegos que grababan un reportaje sobre estafas a turistas.

Según explica la Benemérita la investigación se inició el pasado  27 de septiembre, cuando la Policía Nacional de la Comisaría de Aravaca en Madrid remitió al Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán una denuncia donde se ponía en conocimiento un posible caso de estafa por parte de un comercio concreto.

La víctima, de nacionalidad extranjera y 60 años de edad,  informó a los agentes que en este negocio del centro comercial de Puerto Rico había adquirido, por 85 euros, una  tablet y que los los empleados ( T.S. y S.K.S.S., el primero de nacionalidad extranjera y el segundo española) se interesaron por saber cuándo regresaba a su país con la excusa de configurarle el dispositivo para que navegara por internet por la cantidad de 5 euros, además de ofrecerles por 10 euros una garantía internacional.

El turista les informó que abandonaría Gran Canaria el 3 de agosto, por lo que los dos estafadores le citaron en el establecimiento el día 2 por tarde-noche y una vez en el negocio, le requirieron el pago de las citadas cantidades por las gestiones de configuración descritas. Se da la circunstancias que este cobro de 15 euros nunca se realizó, siendo posiblemente el medio con el que obtuvieron el pin de la tarjeta.  

Finalmente realizaron dos cobros diferentes que ascendían a 4478 euros que en el momento de hacer el pago, los empleados le dijeron que les daba problemas motivo por el que le solicitaron otra tarjeta de crédito diferente, realizando con las dos tarjetas dos cobros diferentes mientras distraían a la víctima ofreciéndole otros productos, motivo por el que en el momento que utilizaban su tarjeta, el denunciante no prestó atención a la manipulación de las mismas. Posteriormente y ya en su país de origen, el denunciante comprobó que había sido víctima de una estafa, por lo que regresó a España para denunciar los hechos.

La Guardia Civil, tras tener conocimiento de los hechos descritos, tomaron manifestación a los implicados, observando que la estafa cometida había seguido un patrón o método  similar en este tipo de casos, complicándose la investigación debido a que la TPV utilizada para la estafa no era la asignada al comercio y que no pertenecía a ningún banco, sino a una empresa que proporciona medios de pagos electrónicos y que posteriormente ingresa los importes cobrados en una cuenta bancaria designada por el titular de la TPV. 

Finalmente, el pasado día 23 de octubre, la Guardia Civil reunió las pesquisas policiales oportunas para obtener los indicios que dieron como resultado las detenciones, quedando los dos detenidos a disposición de los Juzgados de San Bartolomé de Tirajana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha