eldiario.es

Menú

Directores de varios periódicos de papel se reúnen para hablar de la crisis en el sector

HAY QUE CONSERVAR A LOS PERIODISTAS DE PRESTIGIO Y MIMAR A LOS GRANDES ANUNCIANTES

- PUBLICIDAD -

La prensa de papel necesita renovarse para salvar la crisis que le acosa desde antes de la tormenta financiera actual. Para conseguirlo, el publicista Lluis Bassat, presidente de Bassat Ogilvy Comunicación, propone dos recetas: mantener a los periodistas de prestigio y un contacto directo, constante y personal con los grandes anunciantes. Fue una de las conclusiones de la jornada de clausura de la XXIV Convención de AEDE, la Asociación de Editores de Diarios Españoles, que se ha celebrado durante dos días en las instalaciones del periódico Canarias 7, en Las Palmas de Gran Canaria.

La venta de periódicos ha bajado, pero la difusión ha subido, un contrasentido que Lluis Bassat utiliza en positivo para asegurar, como el jueves hicieran los conferenciantes Francisco Pinto Balsemào y Juan Señor, que la prensa de papel no va a desaparecer. Pero esa supervivencia no es gratuita, sino que obliga a cambios que sólo algunas redacciones empiezan a ejecutar: el mantenimiento de los niveles de calidad y el mimo al gran anunciante.

"Si yo fuera editor, invitaría a a comer dos veces al año a los presidentes de las grandes compañías", afirma sin complejos Bassat, aún a pesar de proponer una estrategia que lesiona gravemente el campo de acción de las agencias de publicidad, al que tanto debe él mismo. En su opinión, el empresario debe saber que el periódico clásico es barato -"cuesta un euro y poco", argumenta- e imprescindible "porque lo puedes abrir por donde quieras y lo puedes leer donde quieras".

Eso se hace, desde su perspectiva, manteniendo las grandes firmas de prestigio en las ediciones de papel, pero también involucrando las ediciones digitales de los periódicos en las de prensa escrita. "Hay que conseguir que en el periódico se hable de lo que dicen los lectores en Internet", ejemplifica Bassat.

La experiencia editorial

Las recetas de Lluis Bassat fueron un buen prólogo a la mesa redonda en que editores, directores y subdirectores de El País, El Mundo, el grupo Vocento, Canarias 7 y La Provincia/Diario de Las Palmas debatieron sobre la doble crisis que afecta a sus medios: la del acoso digital y la coyuntura económica global.

Ángel Arnedo, director editorial de Vocento; José Manuel Calvo: subdirector de El País; Iñaki Gil, director adjunto de El Mundo del Siglo XXI; Francisco Suárez Álamo, director de Canarias 7; y Ángel Tristán Pimienta, director de La Provincia/Diario de Las Palmas, reflexionaron sobre la experiencia que viven en sus propios medios.

Los cinco intervinientes coincidieron en que el papel no morirá, al menos de momento, pero admitieron que Internet les había descolocado como en los años 60 del siglo XX hizo la televisión con la radio. Todos parecen tener remedios para la supervivencia, desde ofrecer más calidad y profundidad en la prensa escrita a cambiar la mentalidad de sus periodistas para que piensen en digital y luego en papel, pasando por campañas en los colegios para enseñar a los niños a leer el periódico tradicional. Pero apenas ninguno habló de plazos ni de que, efectivamente, ya se estén practicando esas alternativas en sus redacciones.

La convención fue clausurada por el presidente del Gobierno de Canarias en funciones y consejero de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, junto al presidente de Inforcasa, empresa editora de Canarias 7, Juan Francisco García; y Pilar de Yarza, presidenta de AEDE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha