eldiario.es

Menú

En España hay 12.000 personas desaparecidas

EL CASO DE YEREMI ESTÁ CATALOGADO COMO DE 'ALTO RIESGO'

- PUBLICIDAD -

La Policía Nacional y la Guardia Civil buscan a unas 12.000 personas desaparecidas en España. Sólo un 0,1% de las denuncias son catalogadas como casos de alto riesgo o inquietantes, como el de Yeremy Vargas, de 7 años, que falta de su domicilio en Vecindario (Gran Canaria) desde el pasado 10 de marzo.

De esos 12.000 casos de personas "actualmente desaparecidas y pendientes de localizar", según datos recabados en fuentes policiales, 8.936 están siendo investigados por la Policía Nacional y unos 3.000 por la Guardia Civil, a diciembre de 2006. Cifras diferentes para ámbitos distintos de competencias.

El grupo de "alto riesgo" o de "inquietantes" constituye una parte mínima de las denuncias presentadas ante los cuerpos policiales. "Son desaparecidos en contra de su voluntad y detrás de cada caso se esconde un delito de secuestro, violación, asesinato...", explican fuentes de la Policía Nacional.

"Son los más preocupantes, la mayoría se corresponden con mujeres jóvenes, y detrás suele haber delitos de tipo sexual", agregan.

La Policía Nacional da una idea al aportar el siguiente dato: de las 14.630 denuncias por desaparición presentadas en 2006, sólo 15 ó 20, es decir un 0,1%, se consideraron como de alto riesgo.

El caso de Yeremy es el único de menores que actualmente investiga la Guardia Civil. Hay otras denuncias de desapariciones de niños que se encuadran en los "secuestros parentales".

"Las localizaciones de menores se suelen producir en las primeras horas. Suelen ser muy frecuentes las desapariciones en adolescentes, en niños de 12 ó 13 años que tras una disputa con los padres se van pero regresan enseguida. El caso de Yeremy es muy alarmante -aseguran- porque es un niño de muy corta edad y han pasado ya muchos días".

Para los expertos consultados "la brevedad en poner en conocimiento de las autoridades policiales la desaparición de una persona es fundamental para esclarecer el caso".

En el momento en que una policía hace un señalamiento de desaparición tienen conocimiento todas las bases policiales de España (Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d'Esquadra y Ertzaintza) y los países europeos unidos al tratado de Shengen.

Mossos y Ertzaintza tiene sus bases de datos independientes. Así la ertzaintza recibió el pasado año 2.816 denuncias. El 95% de los casos se resolvieron y el 85% fueron localizados en los quince primeros días.

¿Denuncias o desapariciones?

La cautela se impone al hablar de estadísticas. "No todas las denuncias se corresponden con un caso de desaparición. Es habitual recibir varias denuncias por un mismo caso, o no retirar la denuncia una vez resuelta una desaparición", señalan.

Y lo explican con los siguientes datos: De las 14.630 denuncias presentadas en 2006 ante la Policía Nacional, sólo 2.313 se consideraron como de personas desaparecidas. Las más de 12.000 restantes o se han resuelto, o eran denuncias repetidas, o se retiraron

Esas 2.313 están incluidas en las 8.936 que es la cifra total de personas desaparecidas, acumulada por la Policía Nacional desde 1989 en que empezaron a contabilizarse estos casos.

En la Guardia Civil calculan que anualmente se presentan 5.000 denuncias, sin embargo tienen en vigor unos 3.000 casos de desapariciones acumulados en los últimos años. De las 5.028 denuncias presentadas en 2005 se resolvieron 4.832.

Aún así, saben que en la mayoría de las ocasiones no se trata de personas desaparecidas como tal: pueden ser adultos que han decidido irse voluntariamente de su casa, o adolescentes que vuelven enseguida y no retiran la denuncia.

Las fuentes consultadas han declinado hacer una estadística por edades de las personas actualmente desaparecidas, ni de las causas de la desaparición en los casos ya resueltos. Tampoco de las ocasiones en que ha habido resultado de muerte.

Hablan los familiares

"Los casos de ancianos con demencias suelen acabar muy mal", explica Manuel Jaime, presidente de InterSos, una asociación de familiares de desaparecidos con sede en Cataluña. "Cuando se pierden tienen mucho miedo y se esconden. Es muy difícil encontrarlos. Los restos de mi suegro fueron hallados cuando allanaron el terreno para una obra de infraestructuras en Barcelona. Estaban entre unos matorrales".

Salvador Domínguez presidente de Asociación de familiares y amigos de personas desaparecidas (ASEDEPA), con sede en la Comunidad Valenciana, es el padre de Alberto Domínguez Turpin, un chico que desapareció hace nueve años y que ahora tendría 38.

Desde el momento de su desaparición la policía le dijo que estaba muerto. "Ahora he recibido una comunicación de INTERPOL, según la cual, mi hijo ha aparecido muerto en Nueva York. No consigo que me digan ni donde, ni cuando, ni cómo...", afirma con desesperación.

Desde ambas asociaciones, que mantienen que el número de desaparecidos en España es de unos 14.000, se pide más coordinación entre las distintas policías, formación de agentes se que se dediquen en exclusiva a las desapariciones, así como un banco único de ausentes y de ADN.

En ADESEPA están asociados familiares de 38 personas desaparecidas."Las causas de desaparición son variadas, pero llega un momento en que no puedes olvidar que existe el tráfico de órganos, de prostitución de menores, sectas, etc.", afirma Domínguez.

Aumentan los extranjeros

En paralelo con el aumento de la inmigración se han incrementado los casos de desapariciones en extranjeros. Fuentes de la guardia Civil informan de que entre un 24 y un 25% de los desaparecidos en vigor son extranjeros.

El porcentaje se eleva hasta el 65% en los que investiga la Policia Nacional: de los 8.936 desaparecidos, 3.072 son españoles y 5.864 extranjeros. De los nacidos en España 2.032 son hombres y 1.040 mujeres y de los extranjeros 4.860 hombres y 1.004 mujeres.

El de los extranjeros es un colectivo muy difícil de investigar -aseguran los expertos- dada la alta movilidad que tienen esas personas. Muchas de esas desapariciones son voluntarias. Son denuncias de familias que han perdido el control del inmigrante en España. O compañeros de piso que denuncian a alguien que cambia de trabajo e incluso de ciudad y no lo comunica.

Un portavoz de la Policía Nacional explica el repunte de la desaparición de extranjeros también se debe al caso de los menores magrebíes y al auge del turismo festero en la costa de Salou.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha