eldiario.es

Menú

Expedita fue asesinada violentamente unas horas antes de que apareciera el cuerpo

LOS INVESTIGADORES NO DESCARTAN QUE EN SU MUERTE PUEDA ESTAR IMPLICADA MÁS DE UNA PERSONA

- PUBLICIDAD -

Expedita Santana, la joven cuyo cadáver maniatado apareció flotando frente a la costa del pueblo de Arrieta, al norte de Lanzarote, fue asesinada violentamente apenas unas horas antes de que su cuerpo fuera localizado por un pescador aficionado.

Fuentes próximas al caso señalaron este viernes que la joven fue vista con vida por última vez sobre las 02.00 horas del pasado domingo 7 de diciembre en Arrecife, es decir, unas once horas antes de que su cadáver fuera descubierto en Arrieta.

Añadieron que quién o quiénes la mataron tuvieron que recoger a la muchacha en Arrecife, atarla y acabar con su vida, bien en la capital o en otro punto de la isla, y luego desplazarse hasta Arrieta, a unos 25 kilómetros de distancia para desprenderse del cadáver.

En este sentido, indicaron que, si como es lógico, el cadáver fue arrojado al mar antes de que amaneciera, para evitar ser descubiertos, todo hace pensar que la muerte de Expedita Santana ocurrió entre las 02.00 y 07.00 horas del domingo.

Las autoridades gubernamentales han pedido a los ciudadanos que colaboren y aporten cualquier pista que pueda ayudar a conocer los lugares en los que estuvo Expedita Santana después de las 02.00 del pasado domingo, fecha en la que fue asesinada.

Los investigadores no descartan que en la muerte de la muchacha pueda estar implicada más de una persona, ya que una de las hipótesis con las que se está trabajando actualmente es que Expedita fuera sometida a diversas vejaciones y golpeada reiteradamente antes de que se produjera su fallecimiento.

El cadáver de Expedita Santana fue localizado flotando en el agua sobre las 13.00 horas del pasado domingo por un pescador aficionado cuando transitaba por la zona conocida como Los Riscos, situados entre los pueblos de Mala y Arrieta, en el municipio de Haría.

La víctima era una conocida toxicómana que deambulaba diariamente por las calles de Arrecife, donde pedía ayuda económica y se ganaba la vida utilizando su cuerpo.

Su cadáver presentaba numerosos síntomas de violencia, ya que además de estar atada de pies y manos, la víctima habría recibido varios golpes en uno de sus ojos y presentaba lesiones en el cuello, según indicaron en su momento fuentes de los equipos de rescate.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha