eldiario.es

Menú

El HUNSC recibe un premio por el uso de un nuevo método para detectar la desnutrición hospitalaria

GALARDÓN FRESENIUS KABI DE LA SENPE

El servicio de Nutrición implementa un sistema para evitar que puedan agravarse enfermedades o fracasar tratamientos por falta de nutrientes. 

- PUBLICIDAD -

La Unidad de Dietética y Nutrición del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha sido galardonada recientemente con el premio Fresenius Kabi de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE) por la implementación al servicio de un nuevo método para detectar la desnutrición hospitalaria.

Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria. (SCS)

Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria. (SCS)

El premio, que se entregará el próximo mes de mayo en el congreso anual de la SENPE, ha valorado la iniciativa y las propuestas de mejora del equipo de profesionales del HUNSC para desarrollar, en la actual situación económica, un método sencillo de cribado que facilite la detección de pacientes con desnutrición hospitalaria por parte de personal sanitario no especializado y que, a su vez, permita la selección rigurosa de los usuarios ingresados que se podrían beneficiar de un tratamiento nutricional.

No debe confundirse el concepto de 'desnutrición hospitalaria' con la expresión 'pasar hambre', ya que el primero se refiere a la descompensación de nutrientes que en un momento dado de la vida de un ser humano puede presentarse por la aparición de una enfermedad, cuyos efectos se acentúan con la patología manifestada.

Desnutrición en el paciente hospitalizado

La desnutrición hospitalaria es un problema frecuente en los pacientes que ingresan en un hospital (especialmente en ancianos, niños, pacientes quirúrgicos y oncológicos), fruto del resultado de la compleja interacción entre enfermedad y nutrición. Comporta importantes consecuencias médicas y económicas ya que, por ejemplo, puede contribuir a incrementar el número y la gravedad de las complicaciones de la propia enfermedad, a debilitar la capacidad de respuesta al tratamiento, a disminuir el grado de respuesta inmune y contribuye a incrementar la morbimortalidad.

La evidencia científica ha demostrado en los últimos años que una adecuada intervención nutricional en los usuarios hospitalizados consigue mejorar la evolución clínica del paciente desnutrido y reducir los gastos asociados a la enfermedad. De ahí que el equipo de especialistas del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria que trabajan en esta materia busquen soluciones con las que, mediante la identificación de pacientes en situación de riesgo de desnutrición y la elaboración de protocolos clínicos básicos, puedan detectar más fácilmente a estos enfermos siguiendo, además, los indicadores de calidad y evaluación propuestos por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral.

Cribado nutricional mixto en el HUNSC

En la práctica clínica existen diferentes métodos para 'descubrir' y localizar pacientes que requieren un seguimiento nutricional durante su estancia hospitalaria. La mayoría de estos procedimientos de selección son clínicos (hacen referencia a datos como peso, talla, cambios en el peso del enfermo o en la ingesta) o automatizados (basados en datos analíticos procedentes de los laboratorios centrales).

El procedimiento propuesto por el equipo de Nutrición y Dietética del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria combina ambos tipos, dando lugar a un método de cribado mixto que tiene en cuenta tanto datos antropométricos como analíticos, al que además se han incluido parámetros como la disminución de la ingesta, el valor de las proteínas totales y la albúmina plasmática.

Establecido este método, se analizó su validez, fiabilidad y eficacia por un periodo de seis meses a través de las 187 solicitudes de suplementos nutricionales que diferentes servicios del centro hospitalario realizaron a esta unidad.

El equipo de profesionales que ha trabajado en este método está formado por los endocrinos Francisca Pereyra, José Gregorio Oliva, Pablo Suárez y Enrique Palacio; el diplomado en nutrición Néstor Benítez y las dietistas Eva Herrera, Elena Oliva y Begoña Arbelaiz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha