eldiario.es

Menú

IC se desmarca de la huelga convocada en Sanidad

EL SINDICATO APUESTA POR MOVILIZACIONES ''GRADUALES''

Bernardo Medina prevé que los recortes de personal en el SCS supondrán que no se renueve el contrato de hasta 2.000 trabajadores.

- PUBLICIDAD -

La Federación de Salud de Intersindical canaria (IC) se encuentra a la espera de llegar a un consenso con los trabajadores del sector antes de secundar la huelga de 24 horas convocada para el 17 de noviembre por UGT, Comisiones Obreras (CCOO), la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm) y el Sindicato de Enfermería (Satse), con motivo de los recortes en el capítulo de gastos de personal de los presupuestos elaborados por el Gobierno de Canarias de cara a 2012.

El responsable de comunicación en Gran Canaria de la sección de Salud de IC, Bernardo Medina, denunció este miércoles, antes de acudir a una asamblea de trabajadores en Las Palmas de Gran Canaria, que la huelga no ha sido consensuada por los empleados y que el resto de sindicatos no informaron sobre el preaviso ni les aportaron "información o consulta alguna".

IC manifiesta que el "único objetivo" de CCOO, UGT, Cemt y Satse es "proclamarse ante la opinión pública como los grandes defensores de lo público" y no se centran en informar y consultar a la plantilla mediante asambleas.

Aunque Medina apostó por el diálogo, aseguró que la mayor parte de los trabajadores apuestan por movilizaciones "graduales y ascendentes" que consistan en concentraciones en los centros de salud y hospitales, para llevar a cabo "huelgas no tan contundentes, de 24 horas".

Asegura que un 49% del personal mantiene un sueldo inferior a los 1.300 euros, por lo que "no se pueden permitir un día entero de huelga, y sí extenderla en el tiempo". Medina declaró que en las movilizaciones de IC, se mantendrán unos servicios mínimos "que no sean tan abusivos como los que nos impusieron la última vez".

Hasta 2.000 empleados nuevos

El sindicalista prevé que los recortes de personal de los presupuestos regionales harán que no se renueve el contrato de hasta 2.000 trabajadores, lo que supondrá "una merma importante de la calidad asistencial". Adelantó que a partir de año que viene "solamente van a quedar contratos para sustituir las bajas laborales", además de la suspensión de programas extraordinarios y que el personal sufrirá unos recortes económicos "que ya se están produciendo".

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, presentó el lunes pasado en el Parlamento autonómico el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2012, que recorta unos 53 millones de euros en gastos de personal, de los que 50 millones son de los trabajadores del Servicio Canario de Salud.

Medina recordó en los dos últimos años el Ejecutivo autonómico ha disminuido en 400.000 euros el mismo capítulo, y advierte que "nos vamos a quedar sin contrataciones y sin personal suficiente".

Asimismo, calificó la medida de "salvaje" y señaló que "aún existe margen para reconducir la situación y que en el Parlamento no se cometa esta terrible injusticia con el personal de la salud canaria", en referencia a que el Gobierno central adeuda a Canarias 1.300 millones de euros en financiación sanitaria debido al incremento poblacional desde el año 1999.

Medina anunció que en las próximas navidades se cerrarán unas 300 camas hospitalarias y que debido al incremento de la jornada laboral de 35 horas, a 37,5 "se nos van a restar 19 días laborales más".

A pesar de que la Administración regional comunicó a IC de la incorporación de 1.400 plazas de interinos, Medina explicó que no se trata de contratos nuevos, sino que dichas personas "pasarán de un contrato de actividad a renovar cada cuatro meses, a uno indefinido".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha