eldiario.es

Menú

Japón.- Los bebedores habituales tienen más riesgo de sufrir fibrilación auricular

MADRID

Las personas que consumen alcohol de forma habitual podrían ser más propensos que los abstemios a sufrir fibrilación auricular, un tipo de alteración del ritmo cardíaco, según un estudio del Instituto de Medicina Clínica de la Universidad de Tsukuba, en Japón, publicado en 'Journal of the American College of Cardiology'.

- PUBLICIDAD -

NUEVA YORK, 20 (Reuters/EP)

Las personas que consumen alcohol de forma habitual podrían ser más propensos que los abstemios a sufrir fibrilación auricular, un tipo de alteración del ritmo cardíaco, según un estudio del Instituto de Medicina Clínica de la Universidad de Tsukuba, en Japón, publicado en 'Journal of the American College of Cardiology'.

Para llegar a esta conclusión, el equipo liderado por el investigador Satoru Kodama analizó un total de 14 estudios y descubrió que las personas que más bebían eran las más propensas a ser diagnosticadas de esta enfermedad que aquellas que consumían poco o ninguna cantidad de alcohol.

Aunque la definición de gran bebedor o 'heavy drinker' varía, se consideró como bebedores habituales a los hombres que toman más de dos copas diarias y a las mujeres que consumen más de una al día. No obstante, en algunas investigaciones, se consideraban grandes bebedores a aquellos que tomaban al menos seis copas diarias.

Aunque los médicos ya sabían que consumir alcohol en atracones, lo que se conoce como 'binge drinking', puede provocar episodios de fibrilación auricular, este estudio sugiere que también el consumo habitual pueden causar estos problemas.

Según Hirohito Sone, uno de los colaboradores de Kodama, "lo que ha revelado este estudio es que, no sólo los bebedores episódicos, también los grandes bebedores habituales se asocian a un mayor riesgo de sufrir fibrilación auricular".

La fibrilación auricular es la arritmia cardíaca más común. No es letal en sí misma, aunque los pacientes que la padecen corren más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) que el resto. También puede provocar palpitaciones, desvanecimientos, dolor de pecho o insuficiencia cardíaca congestiva.

Cuando se reunieron todos los resultados de estos estudios se descubrió que los grandes bebedores de alcohol son un 51 por ciento más propensos a padecer fibrilación auricular, en comparación con los abstemios o los bebedores ocasionales de alcohol. En general, el riesgo aumentó un 8 por ciento por cada incremento de 10 gramos en la ingesta alcohólica diaria de los participantes.

Más de 2,6 millones de estadounidenses padecerán fibrilación auricular este año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Esta condición se vuelve más común con la edad y otros factores de riesgo son la hipertensión, la diabetes y la obesidad.

Dado que la enfermedad arterial coronaria es una causa mucho más común de muerte que la fibrilación auricular, Sone dice que el consumo moderado de alcohol --hasta una o dos copas diarias-- probablemente sería aún un hábito saludable para el corazón de la mayoría de las personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha