eldiario.es

Menú

Mata a golpes a su esposa y luego la entierra

EL SUCESO SE PRODUJO EN A CORUÑA Y SUPONE LA MUERTE NÚMERO 38 POR VIOLENCIA MACHISTA

- PUBLICIDAD -

Un hombre de 74 años fue detenido por haber matado supuestamente a golpes a su esposa, a la que enterró en una finca cercana a la casa en que vivían en el municipio coruñés de Oleiros. El acusado pasará este deomingo a disposición del juez.

Fuentes de la investigación indicaron que el hombre permanece detenido en el calabozo del cuartel de Lonzas, en A Coruña, después de que este viernes por la noche fuese detenido en su vivienda, en la parroquia de Dorneda, donde los agentes encontraron el cuerpo de la mujer semi enterrado, y que presentaba golpes en la cabeza.

El presunto agresor, José Aráns Rodríguez, de 74 años, había agredido con anterioridad a su esposa, Estrella Geremías, de 78, con un objeto contundente, el pasado octubre y tenía una orden de alejamiento.

No obstante, la mujer renunció voluntariamente a ella, después de que su marido se lo pidiese por motivos de salud, ya que precisaba que le administrase medicación.

La investigación sobre el crimen comenzó este viernes, cuando un familiar avisó a la Guardia Civil de que no habían visto a la mujer desde hacía días, tras lo que los agentes mantuvieron entrevistas con los allegados de la víctima y con el propio esposo.

Tras visitar varios lugares, por la tarde encontraron el cadáver en una finca cercana a donde residían. El cuerpo estaba parcialmente enterrado y presentaba signos evidentes de muerte violenta. El presunto agresor fue detenido luego y trasladado a A Coruña.

38 víctimas de la violencia machista

Con este caso, asciende a 38 el número de personas fallecidas a manos de su pareja o ex pareja en lo que va de año. En Galicia, las fallecidas han sido cinco, la última en el municipio de Cee, donde un hombre mató a su esposa a martillazos.

Tras el suceso, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, lamentó la tragedia, que consideró como "una demostración de un nuevo caso de tremenda injusticia en una sociedad enferma".

Para Quintana, esta muerte pone de manifiesto "la complejidad del problema de la violencia contra las mujeres" y observó que "aún queda mucho por hacer" para erradicar ese tipo de tragedias.

Señaló que tras esa muerte hay "una sociedad machista que aun permite y posibilita que haya casos como éste" y opinó que mientras "no se acabe el problema estructural y educativo difícilmente se podrá garantizar que estos casos se repitan".

Apuntó que el Gobierno gallego ha adoptado en los últimos dos años medidas legislativas y de carácter de protección contra las mujeres amenazadas, aunque reconoció que eso no es suficiente.

Quintana dijo que "el problema persiste porque es estructural con raíces en la educación y la estructura de una sociedad machista que no se puede cambiar en dos días".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha