eldiario.es

Menú

NC denuncia que la suspensión del plan contra las listas de espera hará un “daño irreparable” a 30.000 pacientes

El presidente de la formación sostiene que el adelanto del cierre presupuestario complica aún más la gestión de los servicios públicos 

- PUBLICIDAD -
María Esther González conversa con Román Rodríguez en el Parlamento de Canarias

María Esther González conversa con Román Rodríguez en el Parlamento de Canarias Flickr Parlamento de Canarias

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez asegura que la decisión del jefe del Ejecutivo, Fernando Clavijo, de suspender el plan de choque contra las listas de espera sanitarias hará un “daño irreparable” a unos 30.000 pacientes en los próximos meses.

El dirigente de los nacionalistas de izquierdas explica que el adelanto del cierre presupuestario complica aún más la gestión de todos los servicios públicos y que es la opción más lesiva para los canarios.

Por este motivo, Rodríguez exige responsabilidades al presidente del Gobierno por dotar este año al Servicio Canario de la Salud (SCS) con 166 millones de euros menos de lo gastado realmente en 2015 y por usar a los enfermos como rehenes en sus peleas con sus socios del PSOE.

Nueva Canarias afirma que una de las consecuencias más graves es que se ha suspendido el programa de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, lo que afectará, hasta el final de año, a unos 30.000 pacientes en listas de espera.

A este escenario se le añade ahora la decisión de cerrar anticipadamente el presupuesto de 2016, cuya primera consecuencia es, según Rodríguez, que se  “complicará aún más” la gestión de la sanidad, los servicios sociales y la educación.

“No es cierto que se garanticen” los servicios básicos fundamentales, asegura también en este sentido la presidenta del grupo parlamentario de NC, Esther González.

La orden, que ha entrado este miércoles en vigor, según González, impide contraer nuevos gastos, salvo los relacionados con el pago de las nóminas, con el fondo del Impuesto General para el Tráfico de Empresas (IGTE) para pagar facturas de las corporaciones locales y el crédito extra, entre los más destacables.

El cierre presupuestario, para Nueva Canarias, significa recortes en las ayudas sociales, culturales, deportivas, las inversiones en infraestructuras, vivienda y otros servicios que no se hayan ejecutado. La decisión del gabinete de Clavijo supone además la ralentización de todo el procedimiento administrativo, lo que afectará a la dependencia y a la Prestación Canaria de Inserción, entre otros.

Román Rodríguez cree que es la decisión más dañina para la gente y reprochable cuando el Ejecutivo de CC y PSOE dispone de una alternativa menos lesiva. Esta otra opción es la realización de una reserva de crédito indisponible por valor de los 300 millones de euros que el Gobierno estatal no ha transferido aún. Sin embargo, con el cierre anticipado, se ha afectado a los más de 1.500 millones de euros pendientes de gasto en el presupuesto en vigor, tal y como señalaron ambos dirigentes nacionalistas.

En opinión del presidente de NC, la desviación del gasto en el SCS se produce en todos los ejercicios económicos y tampoco debe ser el motivo de este cierre. Clavijo, según denunció Rodríguez, es el “único culpable” de la crisis de Gobierno y de la situación de los servicios sanitarios “por denunciarse a sí mismo por el presupuesto que él impuso” y dotar al SCS de un presupuesto inicial de 166 millones de euros menos que el gasto real de 2015. “Falsea los datos presupuestarios” del SCS y “utiliza a los pacientes como rehenes” de sus disputas con el PSOE, censuró.  

Esa actuación, para esta formación, define a Clavijo, quien “se ha destapado como el presidente de la crispación”, según Román Rodríguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha