eldiario.es

Menú

Cuentos para ponerse en la piel de los refugiados

La Biblioteca Insular en Las Palmas de Gran Canaria ha querido sensibilizar a la población ante este fenómeno en su XVIª Edición en esta modalidad narrativa, cuyo lema se ha titulado 'Lejos de casa' 

- PUBLICIDAD -
La Plaza de Las Ranas, en la capital grancanaria, donde se han dado cita más de 7.000 personas en la XVIª Edición de la Maratón de Cuentos de su Biblioteca Insular.

La Plaza de Las Ranas, en la capital grancanaria, donde se han dado cita más de 7.000 personas en la XVIª Edición de la Maratón de Cuentos de su Biblioteca Insular.

El drama de los refugiados que tratan de entrar en Europa huyendo de la guerra y la miseria ha sido recordado por niños y mayores en Gran Canaria con motivo del 16 Maratón de Cuentos de su Biblioteca Insular, que ha buscado sensibilizar a la población ante ese fenómeno.

Un fenómeno que, como ha expuesto gráficamente con su lenguaje infantil una alumna de Primaria de apenas siete años del colegio Atlantic School que ha abierto el turno de relatos protagonizados por menores, obliga a seres humanos a "emigrar lejos de casa pero no como cuando nos vamos de vacaciones".

"Lejos de casa" ha sido, por ello, el lema que ha presidido la organización de esta nueva edición del que es uno de los mayores maratones de cuentos que se celebran cada año a lo largo de España, cuyos promotores han considerado "inevitable" hacer del "vergonzoso problema que están sufriendo miles y miles de personas" refugiadas la temática de sus historias.

Historias con las que se ha querido contribuir a difundir "la triste situación que tenemos en Europa con la crisis de los refugiados" y a hacer a los ciudadanos partícipes de la búsqueda de soluciones a esa coyuntura, según ha explicado la directora de la Biblioteca Insular de Gran Canaria, Nieves Pérez.

Quien ha relatado que el problema de las personas desplazadas de sus lugares de origen a consecuencia de la guerra no solo ha sido objeto de reflexión como producto de la cita de hoy entre quienes han acudido a participar directamente en ella en la Plaza de Las Ranas de la capital de la isla, vecina a la biblioteca, donde se ha celebrado, sino que se ha invitado a mucha gente a pensar en ello.

Ese ha sido el caso de los alumnos de colegios que, en número superior a la decena, han desplazado al lugar a pequeños y adolescentes para recitar historias o poemas de conocidos escritores o de autoría propia sobre el escenario, en cuyos centros educativos se ha trabajado en el debate sobre los refugiados desde finales del mes pasado a instancias de la organización, ha dicho Pérez.

Además, se ha movido a meditar sobre la cuestión a otros colectivos que desde años atrás se han ido sumando a la variada nómina de participantes en la iniciativa, como grupos sociales o profesionales entre los que no han faltado agentes de la unidad canina de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria.

Los cuales no han querido faltar a una cita en la que también han tomado parte los bomberos de la ciudad, representados en escena por Jerónimo Brito, al que otros compañeros han ayudado haciendo sonar sirenas o poniendo música en tanto que él animaba al público a "vivir una aventura en la selva" invitando a emularle mientras subía o cruzaba una montaña o un puente imaginarios.

Inaugurado con textos del libro que refleja el drama de los refugiados a través de los ojos de un niño "Akim corre", obra de Claude Dubois, que han leído Antonio Morales y Carlos Ruiz, presidente y consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, del que depende la Biblioteca Insular, el maratón ha congregado, de hecho, una gran diversidad de narradores e historias.

Relatos programados desde primeras horas de la mañana hasta medianoche y ofrecidos tanto por experimentados cuentacuentos del tipo de la valenciana Almudena Francés como por improvisados actores de quinto de Primaria del colegio público Pepe Dámaso, algunos sin poder reprimir en escena unas risas que revelaban que ellos mismos eran los primeros en divertirse con sus ocurrencias.

La estela de estos relatos por los refugiados se ha podido seguir no solo en la Plaza de Las Ranas sino más allá, en el resto de Gran Canaria y España y hasta en otros países, al difundirse en directo por internet y al ofrecerse además la posibilidad de escuchar un relato a voluntad desde casa u otro lugar telefoneando a un número gratuito, en una iniciativa denominada "llámame y te cuento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha