eldiario.es

Menú

El Principado asume la tutela de un menor de diez años que pesaba cien kilos

AL ENTENDER QUE SU FAMILIA VIOLABA EL DERECHO A LA SALUD DEL PEQUEÑO

- PUBLICIDAD -

La directora del Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, Familia y Adolescencia, Gloria Fernández, aseguró este viernes que los servicios sociales decidieron asumir la tutela del menor obeso de diez años, que llegó a pesar cien kilos, porque su familia violaba el derecho a la salud del pequeño.

Fernández compareció para explicar los motivos que impulsaron a los servicios sociales a retirar temporalmente a los abuelos la tutela de este menor ovetense, que desde que fue acogido hace diez meses perdió veinte kilos y en la actualidad se encuentra "bien".

Explicó que a pesar de lo que se pueda interpretar al vivir "en una sociedad de la estética, con programas de cambio de imagen", la decisión fue puramente médica, con el único objetivo de garantizar el estado de salud del pequeño, el cual presentaba problemas motores y de cansancio.

Informó de que antes de determinar el alejamiento del pequeño del hogar familiar se buscaron otras vías menos drásticas y se estableció un programa de intervención técnica de apoyo a la familia, pero no fue cumplido por los abuelos, tutores del niño, que continuaron con actitudes "negligentes".

Los primeros informes que recibió Fernández explicando la situación del pequeño se remontan al 2005 y fueron emitidos por los servicios sociales municipales.

"Hubiéramos actuado igual en el caso de un niño con diabetes al que no se le da la medicación pautada y se pone en riesgo su salud", señaló la directora del Instituto, que recordó que no es el primer menor acogido por violaciones que afecten a su estado médico.

Recordó que el pequeño padece una obesidad exógena, causada por la "mala y excesiva alimentación", y no se trata de un problema de origen endocrino.

El niño será dado de alta cuando tenga un estado de salud "óptimo", indicó Fernández, quien explicó que se le está instruyendo en hábitos saludables para que se aprenda a controlar y vigile su alimentación.

No obstante ve "a menudo a sus abuelos", los cuales están en contra de que el menor permanezca en el centro y han contratado a un abogado, aunque la directora del instituto desconoce si han emprendido acciones legales.

Fernández aseguró que, hoy por hoy, el pequeño está bien, aunque reconoció que es complicado para un niño separarse de su entorno familiar, y dijo que la intención es que el menor vuelva con sus abuelos una vez esté totalmente recuperado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha