eldiario.es

Menú

El Servicio de Salud rebaja al 21% una huelga ''masiva'' según los médicos

SINDICATO Y ADMINISTRACIÓN NEGOCIAN ESTE VIERNES LAS DEMANDAS

- PUBLICIDAD -

El Sindicato Médico Canario subrayó este jueves el "masivo" seguimiento de la huelga en Atención Primaria, mientras que el Servicio Canario de Salud (SCS) cifró el paro en un 21% y convocó al comité de huelga para negociar este viernes las demandas que no supongan "un resquebrajamiento" del sistema público. La jornada de huelga fue convocada en protesta por la presión asistencial y afectaba a mil facultativos del Archipiélago, que, en opinión del Sindicato Médico, secundaron la movilización en un 95% en la provincia de Las Palmas y en un 85% en la de Santa Cruz de Tenerife.

La directora general de Recursos Humanos del Servicio Canario de la Salud (SCS), Carmen Aguirre, destacó la ausencia de incidentes y explicó que las gerencias de las diversas áreas de salud controlaron en todo momento las agendas de los médicos para la correcta atención a los usuarios. Según Aguirre, los primeros datos apuntan a que 130 de 306 facultativos de Gran Canaria secundaron el paro y en Tenerife, 109 médicos de 294 médicos.

Según la directora de Recursos Humanos, 11 de 35 facultativos (26%) secundaron la huelga en La Palma, 12 de 47 (25%) en Lanzarote, 11 de 50 (22%) en Fuerteventura, y ninguno de los 15 médicos de La Gomera y los 5 de El Hierro se sumó a la protesta. Los servicios de Atención Primaria en el Archipiélago comprenden 146 consultorios locales y 104 centros de salud.

José Hernández, portavoz del Sindicato Médico en Gran Canaria, dijo que en los 32 centros de salud de dicha isla y en los 20 de Lanzarote y Fuerteventura no se registraron incidentes y cifró el seguimiento de la huelga en la provincia de Las Palmas en un 85% durante las primeras horas del paro. En los casi mil médicos que desempeñan su trabajo en Atención Primaria se incluyen pediatras, médicos de servicios de urgencia, médicos de familia y residentes, y estos facultativos, según Hernández, atienden a casi dos millones de habitantes, a los que hay que sumar la población flotante, por lo que los cupos superan los 1.500 pacientes.

En concreto, afirmó que más de un 30% de los médicos de Atención Primaria tiene cupos superiores a los 2.000 pacientes y criticó que la atención de los usuarios se hace a costa de los profesionales.

Una "jugarreta" de la Consejería de Sanidad

Ernesto Real, portavoz del Sindicato Médico Canario en Tenerife, dijo que los servicios mínimos decretados por la Administración provocaron "un caos asistencial", porque la Consejería de Sanidad hizo "una jugarreta" al dejar "todas las agendas de los médicos abiertas". A pesar de ello, el seguimiento del paro en la provincia de Santa Cruz de Tenerife fue de un 85% y no se registraron "enfrentamientos o mal clima" por parte de los usuarios.

En su opinión, la huelga supuso "el principio del fin" y el inicio de una "lucha que será dura", ya que el sindicato está dispuesto a ampliar las movilizaciones a otros colectivos médicos para el próximo año. Para el representante sindical, la Atención Primaria necesita un cambio que no ha hecho la Administración porque, durante años en el SCS "se ha contratado muy mal" y los médicos prefieren recurrir al sector privado o ir a trabajar a otras comunidades autónomas.

Si se aumenta el número de estudiantes de medicina, como defiende la Consejería de Sanidad, dentro de 10 o 15 años habrá más médicos Sin embargo, si no se les contrata "bien", el problema volverá a repetirse, apuntó Ernesto Real.

Carmen Aguirre, directora general de Recursos Humanos del SCS, expresó su voluntad de llegar a un acuerdo este viernes con el comité de huelga y estudiar sus demandas "de forma exhaustiva" para lograr "un punto de encuentro", aunque advirtió también de que parte de las reivindicaciones corresponden al Gobierno central, como la falta de especialistas. Aguirre especificó que la Administración autonómica ha hecho un esfuerzo en este ámbito y por ello ha previsto convocar en 2007 una oferta de empleo público extraordinaria con la que cubrir 3.800 plazas, y también pretende mejorar la situación sanitaria en las islas no capitalinas donde el problema es "más grave".

La directora general se mostró dispuesta a negociar las demandas de los facultativos "en la línea del consenso y del diálogo" pero señaló también que no habrá acuerdo sobre cuestiones como la de cerrar los centros de salud a las 17:00 horas, porque ello "puede resquebrajar" el sistema sanitario público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha