eldiario.es

Menú

El abogado de Ivonne critica el ''sensacionalismo'' de la acusación

CASO KÁRATE / ENTREVISTA A UN LETRADO DE LA DEFENSA

"Tenemos la presión de que esto esté en la calle, pero entendemos que es un caso bastante llamativo", señala Sergio Armario.

- PUBLICIDAD -

Ivonne G.H. es una de las cuatro imputadas dentro del caso Kárate. Junto a su mentor, Fernando Torres Baena, y a la compañera sentimental de éste, María José G.P., Ivonne se encuentra en prisión desde el 8 de febrero de 2010, mientras que un cuarto implicado, Juan Luis B.C., se encuentra en libertad provisional. Para ellos, la Fiscalía solicita en su escrito de calificación un total de 621 años, repartidos entre los 303 que pide para el principal imputado, Torres Baena, los 154 que se reclaman para María José, 146 para Ivonne y 18 para Juan Luis.

Dentro del escrito, la Fiscalía apunta a que Ivonne era, junto a María José, la encargada de "mantener la adecuada renovación de víctimas de las actividades, aprovechando su condición de monitoras de karate para derivar al Gimnasio Torres Baena a aquellos menores de edad que por sus características consideraban más idóneos para los fines pretendidos, contribuyendo activamente a la preparación y ejecución de las actividades sexuales que se desarrollaban en el chalet de Vargas, en el que no sólo tenían funciones propias de control y dirección, interviniendo activamente en la conformación de las parejas y grupos sexuales, sino también involucrándose activamente en los actos sexuales desarrollados en las mismas".

El fiscal destaca en su escrito también que Ivonne, junto a los otros tres imputados, planteaba a los alumnos el establecimiento de relaciones sexuales "como un método de evolución personal y deportiva" para intentar superar las reticencias que podían plantear a la hora de mantener esas presuntas relaciones.

El abogado de Ivonne es Sergio Armario, un joven letrado que ya tiene un sonado éxito a sus espaldas, el de Ricardo Cazorla, conocido como el Violador de Tafira. Tras ser condenado a 36 años por la Audiencia Provincial de Las Palmas, Armario logró probar ante el Tribunal Supremo que su cliente era inocente, como así quedaba acreditado principalmente por el perfil genético y porque además ninguna de las víctimas logró identificar a su agresor.

-¿Qué le cuenta su cliente sobre su imputación?

-No, con nuestro cliente lo que tenemos es que le preguntamos principalmente pues cómo se está desarrollando su vida en prisión, comentamos con ella lo que está sucediendo en el juzgado, qué es lo que nos están pidiendo y esta reunión -el jueves estuvieron con ella en la Prisión de Juan Grande, donde se encuentra ahora junto a María José- ha sido muy sencilla pues simplemente le hemos trasladado los escritos de acusación y tendremos a partir de ahora reuniones periódicas para ir intercambiando posiciones.

-Se acaban de conocer los escritos de la Fiscalía y de las acusaciones particulares. ¿Qué opinión le merecen?

-La Fiscalía, y me imagino que las acusaciones particulares, lo que están siguiendo es la misma línea que seguían durante la fase de instrucción. En cuanto a eso no nos sorprende absolutamente nada. Lo que sí es cierto es que los adjetivos utilizados en los escritos de calificaciones que están haciendo son sensacionalistas. En función de eso sabemos que es un procedimiento y un caso complicado y con respecto a eso tampoco tenemos que hacer mayores manifestaciones.

-El caso parece estar siendo juzgado también en la calle por todo lo que conlleva. ¿Es partidario de que el juicio se celebre a puerta cerrada?

-Sí es verdad que tenemos la presión de que esto esté en la calle. Nosotros trabajaríamos más tranquilos si esto no estuviera en la calle, pero también entendemos que es un caso bastante llamativo. Con respecto a eso pues nosotros jugamos con las cartas que nos tocan. Hay una de las acusaciones particulares que está solicitando una serie de actuaciones a la hora de llevar el procedimiento en la vista oral. Hay una de ellas que es hacerlo a puerta cerrada, evidentemente nosotros estaríamos más tranquilos, no sólo por nosotros, sino por todas las personas que tienen que declarar en este procedimiento.

-En defensas complicadas como parece que será ésta, ¿existen ases en la manga?¿Le beneficiaría que el juicio se retrasase?

-Ases en la manga nosotros no solemos tener, lo que sí es cierto es que seguiremos pidiendo pruebas que hemos ido pidiendo durante toda la fase de instrucción, y las utilizaremos en función de los resultados. Nosotros no tenemos por norma retrasar ningún procedimiento, ningún juicio, ninguna vista ni ninguna instrucción, pero sí es cierto que las pruebas que estamos solicitando son pruebas que se alargan en el tiempo, eso lo da el tiempo que tarde en practicarse esa prueba, si es en una semana nos damos por contento, si un mes lo mismo. Nosotros no tenemos intención de alargar esto en el tiempo ni hemos estudiado si existen o no nulidades en el procedimiento. Ya se acabó la fase de instrucción, tenemos el auto de conclusión del sumario y estamos en la siguiente fase.

-¿Tiene muchas pruebas pendientes por solicitar?

-Hay pruebas que se nos han denegado y hemos tenido nuestros correspondientes recursos y han vuelto a ser denegadas, pero ahora tenemos la oportunidad en nuestro escrito de defensa de volver a pedir esas pruebas que pedimos en instrucción.

-¿Cuándo tendrá elaborado el escrito de defensa?

-En principio no hemos visto todavía los escritos de acusaciones de la Fiscalía y las acusaciones, hemos ojeado lo que nos ha llegado, que llegó el martes por la tarde. Ayer vimos a nuestro cliente en prisión y lo estuvimos comentando, tenemos hasta el 7 de diciembre para hacer el escrito de defensa y me imagino que antes nos reuniremos todos los abogados defensores y en función de eso pondremos puntos en común. Pero todavía ni siquiera hemos pensado en ponernos a contestarlo, lo haremos este fin de semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha