eldiario.es

Menú

Los afectados por los incendios no descartan una huelga de hambre

'MÁS NUNCA' ACUDIRÁ A LOS TRIBUNALES SI NO RECIBEN LAS AYUDAS

- PUBLICIDAD -

Las víctimas de los incendios de Gran Canaria se han constituido en plataforma por la falta de respuesta efectiva y no descartan acudir a los tribunales o emprender una huelga de hambre si no se les restituye el daño, pues ni siquiera han recibido ayudas de los actos benéficos organizados.

El coordinador de la Plataforma de Víctimas, Afectados y Damnificados por los Incendios Más Nunca, Gustavo Rodríguez, compareció este jueves con varios compañeros con camisetas que rezaban "Exigimos justicia, no caridad: estamos quemados". Rodríguez explicó que la plataforma está formada por 200 vecinos de los cuatro municipios afectados, aunque las víctimas ascienden a un millar.

Los casos más perentorios son los de al menos 50 familias, que han perdido sus casas por quedar totalmente o muy calcinadas, y una veintena de personas han perdido su sustento de vida. Pero además, hay decenas de personas afectadas directamente que tampoco han recibido respuesta, pues si bien el Cabildo de Gran Canaria dio 2.500 euros de ayudas de urgencia, ha pasado mes y medio y no se ha recibido ni un euro más, aseguró Rodríguez.

El representante de los afectados agregó que hasta el momento sólo hay decretos, anuncios y técnicos de distintas administraciones que desconocen las acciones de otras instituciones, lo que demuestra la descoordinación. Rodríguez celebró que diversas instituciones hayan emprendido acciones solidarias, como el concierto ofrecido por la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la cuenta abierta en La Caja de Canarias y el concierto de Orishas y Pereza en Maspalomas, pero aseguró que los afectados aún no han recibido las recaudaciones.

Como "muertos vivientes"

La nueva organización "no parará hasta ver resarcidos hasta el último céntimo" de los daños causados por un incendio que, aseguró, podría haberse evitado, si bien el daño sicológico no se puede cuantificar, como el de los mayores que han perdido sus tierras y vagan como "muertos vivientes" o los niños y ancianos que se despiertan sobresaltados.

Además, la plataforma luchará para que no se vuelva a repetir la tragedia, se habiliten medidas de prevención y se evite que este invierno cauce una tragedia mayor en la zona por el estado en el que han quedado las tierras. Más Nunca también contará con expertos externos que asesore a los afectados tanto en el proceso de constitución de la organización como en las acciones legales que pueden emprender.

Una de las vecinas, Paloma de Montemayor, ante su desesperación tomó la decisión de emprender una huelga de hambre, pero ha accedido, por recomendación de la plataforma, a posponer esta medida hasta ver qué pasa con las acciones que emprenderá la organización. Si no se obtiene respuesta, la plataforma no descarta acudir en conjunto a esta acción para forzar una salida.

La primera medida de la plataforma ha sido la convocatoria de una manifestación para el próximo 28 de septiembre a las seis de la tarde desde el Parque de San Telmo hasta Presidencia del Gobierno canario, donde se leerá un manifiesto y varios artistas ofrecerán su particular visión de la tragedia. La plataforma, que se erige como interlocutora de los afectados ante las administraciones y cualquier acción de ayuda, también pretende que sus casos no queden en el olvido, pues entre tanto decreto y orden, temen que todo quede en nada.

Solidaridad en Ayagaures

Por otro lado, una familia de Ayaguares a la que el fuego calcinó su vivienda y 26 árboles frutales en el incendió declarado en el sur de la isla, el pasado agosto, ha denunciado que no ha percibido ninguna de las ayudas comprometidas por la administración.

Simona Bossi, madre de tres hijos, uno de ellos bebé de diez meses, indicó que vive desde entonces en un piso de alquiler con contrato hasta el próximo diciembre que le cuesta más de quinientos euros que abona "de su bolsillo". La propietaria de la vivienda calcinada ubicada en la parte alta de Ayagaures, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, lamentó: "Me están vacilando desde que se anunciaron los 2.500 euros para cada familia afectada", así como otro tipo de colaboración para compensar las pérdidas.

"Me dicen que venga el martes, luego me citan para el miércoles de la semana siguiente para que me den el cheque de ayuda, y así me he pasado todos estos días", reveló indignada la afectada. Bossi no entiende cómo a pesar de esta situación que se repite con otros vecinos de diferentes núcleos rurales afectados por el fuego, algunos concejales aseguran en los medios de comunicación que "todo el mundo ha cobrado sus ayudas".

De momento, esta familia sobrevive gracias a las pequeñas donaciones de vecinos y amigos, una situación que no podrá mantener por mucho tiempo, agregó.

Cheque del Cabildo, en una semana

En este contexto, el Cabildo Gran Canaria negó este mismo jueves que haya desatendido a la familia de Simona Bossi y afirmó que la recibirá la próxima semana, cuando se efectuará la quinta y última entrega de cheques hasta sumar un total 50 por 106.000 euros.

Fuentes del Cabildo explicaron que tiene razón en que no ha recibido la aportación económica, pero será hasta el miércoles, cuando está prevista la entrega de su cheque junto a la de 49 familias que tampoco han percibido el talón. Los peritajes y el necesario orden a seguir han sido las razones por las que esta familia entró a formar parte del quinto grupo, detallaron.

Hasta el momento se han entregado ochenta y ocho cheques -eran noventa pero dos no fueron recogidos-, y, con los 50 que se entregarán el miércoles, serán un total de 138 por valor de 113.000 euros. Por municipios, serán 65 en Mogán, 69 en San Bartolomé de Tirajana y cuatro en Tejeda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha