eldiario.es

Menú

Casi 27 años de cárcel para los dos asesinos de un camarero en Arinaga

LOS DOS JÓVENES TAMBIÉN TENDRÁN QUE INDEMNIZAR A LA FAMILIA DE LA VÍCTIMA

- PUBLICIDAD -

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a penas que superan los 26 años de prisión a los dos jóvenes acusados del asesinato de un camarero muerto a golpes en la madrugada del 20 de noviembre de 2004 en el municipio de Agüimes, en Gran Canaria.

Un fallo por el que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, a partir del veredicto de un jurado que declaró culpables de asesinato a los jóvenes, Jorge Luis Ortega Torres, de 20 años, y Juan Manuel Quintana Rodríguez, de 23, les condena además a pagar entre ambos un total de 225.000 euros en concepto de indemnizaciones por daños y perjuicios a parientes de la víctima.

Ésta se encontraba sobre las cuatro de la mañana esperando la guagua para ir a su trabajo en una parada del Cruce de Arinaga de dicha localidad cuando fue asaltado por los acusados, que, "puestos de común acuerdo en las medidas a ejecutar, lo abordaron, exigiéndole que les entregase todo el dinero que llevaba encima", relata la sentencia.

Destaca que los jóvenes "se aprovecharon de las circunstancias de la soledad del paraje a esa hora de la madrugada y utilizaron capuchas para que no se les pudiera identificar".

Añade que los ahora condenados, ante la negativa de don José Pulido Mena, empezaron a agredirlo", logrando finalmente sustraerle dos billetes de diez euros tras derribarle al suelo.

Ello no impidió que la agresión prosiguiera por parte de los dos individuos, que, con su víctima en el suelo, en situación de "indefensión" y "semi-inconsciente", "comenzaron a propinarle patadas de forma brutal, inhumana y cruel, despiadada y salvaje".

"Disfrutando con tales hechos aberrantes, a tal extremo que comentaron entre ellos que la cabeza le crujía como un juego de la play", recalca el texto judicial.

En él se subraya que los condenados son autores de un delito de asesinato "con la concurrencia de la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal agravante de disfraz" y que, por ello, se les imponen a cada uno veintidós años y seis meses de prisión.

A esa pena se le agrega otra que se les impone "como autores de un delito de robo con violencia", por el que, con la misma agravante de disfraz que en el caso anterior, se les condena a cuatro años y tres meses de reclusión más.

La Audiencia Provincial detalla, en cualquier caso, que "contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha