eldiario.es

Menú

Es "muy grave" un apagón en una torre de control, denuncia USCA

La caída del sistema de alimentación ininterrumpido provocó en la torre de control del aeropuerto Tenerife Sur la pérdida de la señal de radar desde las 9.00 hasta las 10:20 horas de este miércoles

- PUBLICIDAD -
Un controlador aéreo en una torre de control.

Un controlador aéreo en una torre de control.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) califica de “muy grave” lo sucedido este miércoles en la Torre de Control del aeropuerto Tenerife Sur, donde una incidencia durante unos trabajos de mantenimiento de la red eléctrica provocó un apagón durante unos diez minutos y la caída del sistema de alimentación ininterrumpido (SAI), que abastece de energía a la Torre de Control en el caso de que se produzca un corte de luz.

La caída de este sistema provocó en la Torre de Control la pérdida de la señal de radar, desde las 9.00 hasta las 10:20 horas, que aporta información a los controladores sobre las aproximaciones de las aeronaves a este aeropuerto y también al de la isla de La Gomera. También se perdieron las frecuencias (comunicaciones de voz entre la torre y las aeronaves), aunque estas se recuperaron pasados diez minutos. Ante esta situación, AENA puso en marcha inmediatamente el plan de contingencia y la situación se resolvió sin incidencias; en ello ayudó el bajo tráfico aéreo y las favorables condiciones meteorológicas.

Con todo, pasó una hora y 20 minutos hasta que se normalizó la situación pues hubo que reiniciar los equipos y recuperar los sistemas progresivamente. En una situación como esta, explica el portavoz de USCA en Canarias, José Luis Feliu, “se pasa al plan de contingencia tipo bravo, Pcatc”, esto es “seguir trabajando en la torre de control sin radar y sin comunicaciones”. Apunta que, en casos como este, los controladores utilizan el Dittel, una radio portátil de alimentación autónoma, con micrófono y altavoz, para comunicarse con las aeronaves que se aproximan al aeropuerto. “Por suerte, lo primero que se recuperaron fueron las frecuencias”, recalca Feliu.

Los controladores pasaron al sistema convencional, indica, lo que significa que cuando un avión se aproxima al aeropuerto, el piloto informa al controlador u controladora sobre la posición en que se encuentra la aeronave, ya que no puede verlo en el radar, y se hace una mayor separación entre aviones. “Se demoró un poco la llegada de dos aviones a Tenerife Sur, se alargó el tiempo de salida de un vuelo procedente de Gran Canaria, y también el vuelo que iba a La Gomera desde Tenerife Norte”. Por suerte, “era un día de poco tráfico pero lo sucedido es muy grave, se tendrá que investigar qué es lo que ocurrió para que no se vuelva a repetir”, recalca el portavoz de USCA.

Puede leer la información íntegra en ATC Press.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha