eldiario.es

Menú

Ocho años por apuñalar a su ex mujer cuando iba a trabajar en la capital grancanaria

''TU SABES A LO QUE HE VENIDO Y AQUÍ TE MATO'', LE DIJO

- PUBLICIDAD -

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a ocho años de cárcel y dos meses de prisión a un hombre que en 2005 amenazó a su ex pareja en dos ocasiones para que regresara con él e intentó matarla con un cuchillo de cocina cuando accedía a su lugar de trabajo en la capital grancanaria.

Según la sentencia hecha publica este miércoles y, el agresor Jorge L.U.H. además no podrá acercarse a la víctima, Mercedes C.M., ni a su domicilio en un plazo de 13 años y tampoco podrá tener o llevar armas por un plazo de un año y seis meses.

En la pena impuesta por el delito de intento de homicidio ha concurrido la circunstancia agravante de parentesco y como atenuante el hecho de que el acusado se entregara a la policía unas horas después de suceder los hechos, señala la sentencia, que también condena al acusado a indemnizar con 7.700 euros a la víctima.

Según los hechos probados, el acusado el día 6 de noviembre de 2005 se encontró a su ex novia en el Parque de Santa Catalina de la capital grancanaria y la amenazó con matarla y después suicidarse si no volvía él, con quien tenía un hijo y había roto hacía más de un mes tras mantener una relación de tres años y medio.

Cinco días después, el acusado contactó con su novia telefónicamente y la volvió a amenazar, y tres días más tarde, el 14 de noviembre, el agresor se acercó al lugar de trabajo de su ex pareja y le pidió que saliera del edificio y fuera con él hasta su vehículo para hablar.

La víctima se negó y el acusado la cogió del brazo y, una vez fuera del portal del inmueble, sacó de la mochila en la que portaba el cuchillo de cocina y, tras decirle "tú sabes a lo que he venido y aquí te mato", le asestó varias cuchilladas dirigidas primero a la zona del pecho y después a la del cuello, de las que se protegió con los brazos, y posteriormente le propinó una paliza.

Según los hechos probados, las cuchilladas se produjeron con "tanta fuerza" que una de ellas al chocar contra el codo de la víctima provocó que la hoja del cuchillo de 19 centímetros se partiese.

Asimismo, indican que el agresor con el trozo de hoja que quedaba trató de cortarle la cara, lo que de nuevo evitó la víctima con sus brazos. EFE

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha