eldiario.es

Menú

Un buque negrero se dirige a las costas canarias

SEGÚN PUBLICA EL DIARIO 'LE QUOTIDIEN'

- PUBLICIDAD -

Una embarcación con 160 emigrantes clandestinos abandonó el pasado fin de semana Saint-Louis, ciudad norteña de Senegal, con destino las costas canarias, informa en su edición de este martes el diario independiente Le Quotidien.

La salida de la embarcación se produjo el viernes por la noche con la intención de llegar a Canarias en un plazo de siete días si logra burlar la vigilancia del dispositivo Frontex desplegada en las costas senegalesas, precisa el rotativo.

Según Le Quotidien, la expedición ha sido organizada por un equipo de cuato traficantes que cobraron por la operación una cantidad total calculada en 70 millones de francos cfa (106.870 euros).

Cada uno de los viajeros, de distintas nacionalidades, entre ellos nigerianos, malienses, ghaneses, ha abonado entre 380 y 600 euros.

Un grupo de 25 jóvenes frustrados por no haber podido realizar el viaje al llegar horas después de la salida del cayuco, denunciaron a los traficantes para exigir el reembolso del dinero abonado, dice el diario.

Tres de los traficantes han sido detenidos y puestos a disposición judicial, mientras que el cuarto ha logrado escaparse y es objeto de una búsqueda activa por los servicios de seguridad.

La salida de esta embarcación podría marcar el fin de la tregua impuesta por las bajas temperaturas del invierno e inaugurar una nueva ola de salidas masivas hacia Canarias, como el año pasado.

Se calcula que más de 30.000 jóvenes africanos llegaron el año pasado a Canarias procedentes de la costa occidental del continente en busca de una vida mejor.

Unos 5.000 senegaleses han sido repatriados entre septiembre y octubre, gracias a un entendimiento entre el gobierno español y las autoridades de este país que han firmado un acuerdo de cooperación en la lucha contra la emigración clandestina.

Este acuerdo prevé la realización de proyectos parcialmente financiados por España para favorecer la creación de empleos, y la concesión de contratos laborales a jóvenes senegaleses, dentro del marco de una política de emigración legal.

En enero, un grupo de 75 personas se benefició de los primeros contratos ofrecidos por una empresa española de limpieza y en febrero otras empresas de pesca han concedido decenas de contratos a otro grupo.

El objetivo del gobierno senegalés es colocar a 4.000 jóvenes en el mercado laboral español, a medio o largo plazo.

Las autoridades de Madrid vinculan la satisfacción de este objetivo a las posibilidades de absorción del mercado laboral español, teniendo en cuenta las necesidades de mano de obra procedente de otros países de América Latina y Europa central.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha