eldiario.es

Menú

Más de 800 niños, en la calle tras el cierre de un colegio de Puerto del Rosario

DEBIDO A LAS DEFICIENCIAS EN LA INFRAESTRUCTURA DEL CENTRO EDUCATIVO

- PUBLICIDAD -

Más de 800 alumnos, 50 profesores y el personal no docente del Centro de Educación Infantil y Primaria Puerto del Rosario se han quedado sin clases en el ecuador del curso. Las graves deficiencias en la infraestructura provocaron este miércoles el cierre del centro educativo de la capital majorera por parte de la Inspección de Trabajo, según denunció este jueves el STEC-IC.

La resolución de la Dirección General de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, según explica el mismo sindicato, trata de "evitar riesgos mayores y así garantizar la seguridad de todo el personal perteneciente al centro junto con todo el alumnado".

El sindicato denuncia la falta de previsión y la "improvisación" de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ante las "necesidades, tanto de infraestructura como de dotación económica suficiente". Unas necesidades que, según asegura el STEC-IC, durante el pasado curso ya se pusieron de manifiesto a raíz de un estudio en más de 130 centros educativos en el que se evidenciaron "las notables carencias existentes y la urgente necesidad de aumentar la inversión en materia educativa".

Tras de las "numerosas" denuncias presentadas por las AMPAS -continúa el sindicato- respecto a la falta de seguridad en las instalaciones eléctricas, "poniendo en peligro la integridad física de la comunidad educativa, esta Consejería de Educación continúa con su actitud irresponsable ante estos graves hechos" en el centro de educación infantil Puerto del Rosario.

Frente a tal situación, desde el Secretariado Nacional del STEC-IC, exige a la administración regional "que cese en su salvaje política neoliberal, consistente en recortar las inversiones en el sector público, provocando además la privatización en todos los ámbitos de la sociedad" y, consecuentemente, fomentando "la marginalidad en que cada vez más se ven sumidos muchos jóvenes".

Educación responsabiliza al Ayuntamiento

Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación del Gobierno canario explican que son los ayuntamientos los que tienen las competencias sobre los CEI y CEIP ubicados en los distintos municipios del Archipiélago. Por ello, las obras necesarias para la mejora de estos centros dependen de las corporaciones locales, en este caso concreto, del Ayuntamiento de la capital de Fuerteventura.

No obstante, las mismas fuentes recuerdan que desde el Gobierno regional se colabora económicamente con todos los municipios a través del Proyecto Mares, cuyo objetivo es la mejora, adaptación, rehabilitación de las escuelas. En el caso del centro educativo de Puerto del Rosario, la Consejería está prestando la máxima colaboración "para resolver la situación" en el menor plazo posible.

Este mismo jueves el director general de Centros e Infraestructura Educativa, Francisco Javier García Amado, visitó las instalaciones para comprobar in situ las necesidades del centro de Infantil y Primaria.

El Ayuntamiento confía en volver a la normalidad el martes

Por su lado, el grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Puerto del Rosario espera que, una vez solucionados durante estos días los problemas detectados en el colegio, la Inspección de Trabajo levante el cierre del centro y que los alumnos puedan acudir a clase el próximo martes 20 de marzo

El alcalde del consistorio capitalino, Marcial Morales, explicó que, nada más conocer la noticia, concejales del grupo de Gobierno se reunieron con el Director Insular de Educación y diferentes técnicos de ambos organismos para valorar la situación generada y tomar una serie de medidas urgentes.

En este sentido, informó de que técnicos municipales en colaboración con una empresa especializada en instalaciones eléctricas, están desde el mismo miércoles "manos a la obra" para hacer frente a las reformas necesarias para que el centro quede en perfectas condiciones de uso a principios de la semana próxima.

Concretamente, el calendario con el que trabaja el Ayuntamiento es que, una vez que los técnicos municipales ya se encuentran trabajando en el colegio, este sábado 17, se desplace al centro un equipo de la empresa instaladora especializada. Todo ello para que el lunes, la entidad Eurocontrol, organismo encargado de evaluar los trabajos y realizar la correspondiente auditoría, acredite que los problemas han sido superados.

Sólo cuando se un nuevo informe a la Inspección de Trabajo, esta Dirección General podrá levantar el cierre y, consecuentemente, los niños podrán reanudar sus clases. Si se cumplen estos plazos, el próximo martes alumnos, profesores y resto de personal del CEIP deberían volver a la normalidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha