eldiario.es

Menú

Los casos de cáncer ginecológico aumentan un 40% en Las Palmas

EN MUCHOS CASOS NO HABÍAN VISITADO EL GINECÓLOGO NUNCA

- PUBLICIDAD -

Las mujeres con cáncer ginecológico inferior ha aumentado un 40% en la provincia de Las Palmas en diez años al pasar de 137 casos en 1998 a 192 en 2007, y la mayoría de las que presentan un estado avanzado de la enfermedad no han ido prácticamente nunca al ginecólogo.

Así lo afirmaron este jueves los especialistas José Ángel García y Amina Lubrano, que comparecieron para explicar la técnica lamparoscópica que se aplica desde hace dos años para las intervenciones de ginecología oncológica en el Hospital Materno.

Cuanto antes se detecte la enfermedad mayores posibilidades de supervivencia hay, tanto que si se coge en fases precancerosas sobreviven todas, incluso si son cogidos en fase ya inicial.

Del estadío de la enfermedad depende que se planteen tratamientos curativos o paliativos, explicó Lubrano.

El cáncer de endometrio es el de mayor incidencia, entre 65 y 70 casos al año, en la mayoría padecido por mujeres en etapas menopáusicas y obesas porque está relacionado con la mala alimentación, la obesidad y la hipertensión.

Hasta abril de 2006 las mujeres susceptibles de ser operadas eran intervenidas por métodos convencionales, de manera que se le realizaba una incisión de hasta 15 centímetros con ingresos hospitalarios incluso de 15 días y con los riesgos y complicaciones que conllevaban este tipo de operaciones.

Desde abril de 2006 se comenzó a aplicar la técnica lamparoscópica a un 7 por ciento de las mujeres y en la actualidad alcanza al 78 por ciento.

Los resultados del tratamiento son los mismos pero con multitud de ventajas, desde el hecho de que sólo son precisas tres o cuatro incisiones de un centímetro o menos a un postoperatorio menos doloroso y un ingreso que puede ser de apenas 24 horas.

Las infecciones y los riesgos son menores y el cuerpo de la mujer queda mejor preparado para los tratamientos posteriores de quimio o radioterapia.

El cáncer de cérvix, padecido por mujeres entre 45 y 50 años, y de ovario, que afecta sobre todo a mujeres de unos 60, son los siguientes con mayor incidencia, 51 casos en el último año en el primero y 53 de ovario.

El equipo médico del Materno ha comenzado a aplicar la técnica lamparoscópica también en estos casos.

El sarcoma registró diez casos en 2007, se contabilizaron ocho de vulva y tres de vagina, detalló la especialista.

El incremento de los casos de cáncer coincide con el que se detecta en las sociedades desarrolladas por diversos motivos, como la alimentación, el mantenimiento de relaciones sexuales a edades más precoces y el mayor número de cambios de pareja, detallaron.

El número de lesiones precancerosas tratadas en el hospital grancanario también ha aumentado, pues se pasó de 600 mujeres en 2000 a 1.000 en 2007.

El especialista destacó la importancia de las detecciones precoces porque todas estas mujeres se salvan.

Otro de los avances que se aplica en el Hospital es la detección del ganglio centinela, que es el primero que se ve afectado de los más de veinte que tiene la mujer y que son el medio de propagación de la enfermedad.

Hasta ahora se extirpaban todos, con lo que esta intervención invasiva conlleva de complicaciones y morbilidad, pero ahora se usa una técnica de medicina nuclear, también aplicada en los melanomas y cánceres de mama, que ayuda a detectar el primero que se afecta según el cáncer, con lo que puede ser extraído y analizado, de manera que si no está afectado no se extraen el resto de los ganglios y sólo se continúa con la extracción en caso positivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha