eldiario.es

Menú

Una catedrática denuncia ''abusos'' en las inmigrantes en el servicio doméstico

POR LAS DIFICULTADES QUE TIENEN PARA CONSEGUIR PERMISOS DE RESIDENCIA Y TRABAJO

- PUBLICIDAD -

El servicio doméstico provoca situaciones de indefensión muy graves para las inmigrantes, que son sometidas a situaciones "abusivas", según la catedrática de Sociología y directora del Grupo de Estudios de Inmigración y Minorías Étnicas de la Universidad Autónoma de Barcelona, Carlota Solé.

La catedrática, que ofreció este miércoles una conferencia titulada Inmigración femenina: Mercado de trabajo, remesas y empresas en la capital grancanaria, dijo que esta situación se produce por las dificultades que tienen las inmigrantes para conseguir permisos de residencia y de trabajo.

Además, indicó que estas situaciones se producen en la esfera de lo privado, y que otras, que se emplean en servicios personales o de limpieza, que tienen contacto con el público, disfrutan de una situación mejor para defender sus intereses.

Señaló que esta situación es más extendida en España que en otros países europeos porque el mercado laboral del servicio doméstico es mucho más amplio.

Ello se debe a que la incorporación de la mujer al mercado laboral en España no ha ido acompañada de la conciliación de las tareas del hogar entre la pareja, explicó la catedrática.

Solé consideró que las mujeres inmigrantes que consiguen ser autónomas o crean sus propias empresas tienen más oportunidades de prosperar y de integrarse socialmente.

Por otra parte, destacó que las actividades de servicio doméstico y de ayudas a domicilio han quedado fuera del último cupo de trabajo ofertado a inmigrantes ante la demanda que se ha registrado en estos sectores como consecuencia del incremento del desempleo en España.

Así mismo, consideró que las mujeres inmigrantes que trabajan en el sector de la hostelería serán las que más adviertan la crisis económica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha