eldiario.es

Menú

Los padres de celíacos reclaman campañas para detectar la enfermedad en adultos

Y AYUDAS AL ESTADO POR LA CARESTÍA DE LOS ALIMENTOS SIN GLUTEN

- PUBLICIDAD -

La Asociación de Padres de Celíacos de Las Palmas (Asocepa) reclamó este miércoles campañas para detectar esta enfermedad en adultos y ayudas del Estado porque los alimentos sin gluten que deben tomar son diez veces más caros que el resto, y en Canarias aún más.

El presidente de Asocepa, Carlos Castellano, informó, con motivo de la celebración del Día Internacional del Celíaco el próximo fin de semana, de que se calcula que en las Islas hay cerca de 1.500 casos detectados, pero puede haber hasta 15.000, ya que por cada enfermo que se declara pueden padecerla otros diez.

Explicó que en la población infantil es más fácil su detección, pues la intolerancia al gluten se manifiesta en cuanto se incorpora a la dieta de los bebés los cereales que contienen esta proteína, aunque aseguró que cada vez hay más casos diagnosticados en los adultos.

Según las estadísticas de 2006 sobre la prevalencia de esta enfermedad, el 70% de los enfermos eran niños y el 30% adultos, y en las de 2007 el porcentaje de adultos se incrementó a un 40%.

Los síntomas asociados a la celiaquía en las personas mayores son la anemia, las diarreas, la pérdida de peso y los cambios de carácter, indicó Castellano, quien explicó que una analítica sanguínea puede dar "una pista muy alta" sobre el padecimiento de esta enfermedad, que después se debe comprobar a través de una biopsia intestinal.

La incidencia de la celiaquía en Canarias es similar al resto de España, aunque llama la atención el alto número de enfermos que existe en la isla de La Palma, un total de 198, proporcionalmente el mayor dato del conjunto del Estado.

Castellano informó, en cuanto al alto coste de estos productos, que la cesta de la compra anual de un celíaco es 1.648 euros superior al resto.

Así mismo, alertó que es importante que los enfermos conozcan el listado de productos sin gluten que facilita la Asociación, ya que el etiquetado de los alimentos no es fiable y además varía.

El gofio, que es harina de maíz y por lo tanto apto en la dieta de estos enfermos, también está contaminado y de todos los que se comercializan en las islas sólo dos carecen de gluten, destacó Castellano.

La celiaquía, recordó, es una enfermedad genética e incurable, y se puede manifestar a cualquier edad, su no detección provoca una atrofia del las vellosidades intestinales, que conlleva a una mala absorción de los nutrientes de los alimentos.

En cuanto a las actividades programadas para el fin de semana, invitó a las personas que padecen esta enfermedad y a sus familiares a una comida para celíacos que ha organizado la asociación el próximo sábado en el restaurante El Pesebre de Teror.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha